Histórico: Riberas y Talleres jugarán la final de la Liga

Por primera vez en la historia, los dos equipos más representativos de la ciudad, se verán las caras en el duelo decisivo. En semifinales, Talleres derrotó a Unión y Riberas se reivindicó ante Atlético Empalme.

Riberas explotó de felicidad y jugará la final.

En las próximas semanas, se escribirán unas de las páginas más gloriosas de la rica historia de la Liga Regional del Sud. Por primera vez en la historia, Porvenir Talleres y Riberas del Paraná jugarán la final. El acontecimiento será para guardarlo en las retinas de toda una ciudad. Villa Constitución se paralizará por un buen rato y las canchas de ambos equipos serán una verdadera fiesta.

Para llegar al duelo final, Porvenir Talleres tuvo que sudar bastante para eliminar al siempre duro Unión de Arroyo Seco, venciéndolo 4 a 1 en el epílogo del partido. En tanto, Riberas del Paraná dejó en el camino a Atlético Empalme, quien lo había derrotado en la semifinal del Apertura 2019 y le privó a Liga de tener una final histórica.

 

Talleres será el otro finalista. Foto: Andrea Bellesi.

 

Fútbol, corazón y barrio

Porvenir Talleres jugará una nueva final de la Liga Regional Sud. El equipo más ganador de toda la historia cuyo desempeño en los últimos años fue brillante, y además ostenta el mote de flamante campeón, superó 4 a 1 Unión de Arroyo Seco para dejar atrás la derrota en la ida y soñar con una nueva estrella.

El sábado, luego de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Flamengo, La República de Talleres se colmó de espectadores locales y visitantes. Ambos equipos tenían una justificación lógica para aferrarse a la ilusión de pasar de instancia y quedar posicionado entre los dos mejores del certamen.

El Monstruo iniciaba el duelo de la mejor manera. Gastón Riganti demostraba su calidad para ejecutar penales y vencía a su colega villense, Germán Tomasini. Desde el arranque, Talleres emparejaba el global y la fiesta se producía en el sector de los tablones.

Sin embargo, Unión siguió intentando y a través de su goleador, llegó a la igualdad en el cotejo que lo adelantaba en la serie. Eugenio Sabedra conectó el balón con su cabeza y dejó sin respuestas a “La Chola” Riganti. El Panza se fue al descanso con un pie en semifinales y con su gente desbordando de pasión.

Para el complemento, Fernando Stagnari tenía guardada una carta. La lesión de Maximiliano Asplanato le generó un hueco en la zaga central que lo cubrió “El Corto” Fernández. Por consiguiente, Talleres quedó con un equipo muy ofensivo: Vega, Heredia y Hernández en el mediocampo junto a tres puntas; Rojo, Ramírez y Álvarez.

Nada de especulación. Talleres fue a por todo y lo consiguió. Con buen fútbol y valentía, el conjunto villense dio vuelta el global y se metió en la final.

A los 18 del complemento, cuando el reloj corría cada vez más rápido, fue Hernández quien con su velocidad, primerió a la defensa del Panza y la punteó ante una salida fallida de Tomasini. La serie como al comienzo y con ese resultado, el alargue tomaba color. Sin embargo, hubo más fútbol y fue auriazul.

En las difíciles aparecen los experimentados. Y así fue. Pelotazo al “Gabo” Rojo que la bajó de cabeza para que de volea y sin dudarlo, Jorge Ramírez colgase el balón del ángulo derecho de Tomasini. “Janu”, que tuvo una lesión prolongada y que estuvo bastante tiempo parado, volvió con todo y el sábado se puso la capa de superhéroe para llevar a Talleres a otra definición.

En el desconcierto visitante y la algarabía local, Julián Ruelli liquidó la serie con un zurdazo esquinado. El barrio respiraba, las tensiones bajaban pero el corazón latía cada vez más fuerte. Talleres era un puño apretando gritando de alegría y un sentimiento expectante porque sabía que si Riberas ganaba el domingo, se verían las caras por primera vez en una final.

Unión terminó con varios expulsados y con una crítica fuerte hacia Lucas Cavallero, el árbitro del encuentro. Por su parte, Talleres se despidió a toda orquesta y recordará la noche del sábado como la antesala al duelo más apasionante de la historia: una final ante su eterno rival.

 

El Monstruo jugará la ida de la final histórica en su cancha.

 

Por la historia

Ahora sí. Ahora pudo. Esta vez se dio. Riberas del Paraná sacó del camino a Atlético Empalme y se metió en la final ante su clásico rival, Porvenir Talleres. La misma que no pudo disputar en el Apertura de este año ya que había sido el Verde quien se había quedado con esa semifinal.

Tejerizo; Asplanato, Pereyra, Heizmann, Vangioni; Fernández, Cruz, Vera, Saccani; Reynoso y Barreto. Los once que dispuso Damián Scheggia para hacer historia. Para sacarse la espina del torneo pasado y jugar la final ante Talleres. Enfrente, Atlético repetía el equipo de la ida y soñaba con meterse en la segunda final consecutiva.

En un clima estupendo, con las tribunas y alrededores, colmados; Matías Santiago ponía en marcha la segunda semifinal y dejaba las especulaciones de lado para que la pelota sea la protagonista de la tarde soleada.

Riberas pegó primero. Excelso tiro libre de Saccani para que gane Barreto y ponga el primero de la tarde. Sin embargo, un defensor del conjunto visitante la sacó en la línea, y en el rebote Joel Asplanato se llenó el empeine de gol y remató con alma y vida para romper el cero y adelantar a Riberas en otra vez y dejar el global con un 4 a 2 parcial.

La Academia se hacía fuerte nuevamente en su estadio y  tenía la posibilidad de alcanzar una final histórica ya que Talleres lo esperaba en la final. Sin embargo, Atlético Empalme demostró ser un rival competitivo.

En primera instancia una volea fallida del capitán Berti, luego un cabezazo de Miguel Gutiérrez y también un bombazo de Joan Ghiradello. Algunos de los avisos del Verde. De todas maneras, a los 29 de la primera parte, Landriel sacaría chapa e igualaría el partido.

En el sector derecho, combinación de dos toque y centro de Gutiérrez al área para que Landriel se eleve más altos que las torres ribereñas y cabecee de pique al suelo. Tejerizo realizaba una estupenda atajada pero “Cepillo” tuvo olfato goleador y primerió el rebote.

Partido igualado y Atlético volvía a quedar a solo un gol de la remontada y la búsqueda de al menos, el tiempo suplementario. Riberas se mostraba golpeado y el conjunto de Luciano Castellarín lo notó y fue en busca del segundo. Zapatazo de Zalazar que respondió Tejerizo con los puños y luego un estupendo tiro libre de Ghirardello que rompió el travesaño y paralizó el corazón de varios espectadores.

Primero Atlético que no aprovechaba el momento y luego Riberas. En la agonía del primer tiempo, Vera remató cruzado y la pelota se fue cerca del palo izquierdo de Mariano Botti. Y luego la rareza de la tarde. Tiro libre perfecto del “Monito” Cruz que bajó Heizmann y Barreto solo contra Botti, la cruzó tanto que erró lo que era el segundo del local.

Bajaba el sol y se encendían las tribunas. Ensordecedor espectáculo desde donde se lo mire. De arranque en el complemento, antes del minuto, Riberas realizó una brillante jugada colectiva por el sector izquierdo que culminó con un disparo fallido de Maximiliano Reynoso. Y minutos más tarde, Carlos Landriel le reventó el pecho a Tejerizo que se hizo gigante para aguantar el empate.

Los minutos transcurrían y la adrenalina crecía como también las imprecisiones. El fútbol preponderante de Atlético bajaba su nivel, mientras que Riberas regulaba su intensidad y retrocedía metros en el terreno de juego. Verdera y Monjes por los golpes de Vera y Fernández en Riberas, y Martínez y Garate para darle profundidad al ataque del Verde ingresando en lugar de Ángelo Berti y Miguel Gutiérrez, de gran partido.

De contraataque Riberas tenía la chance con Reynoso pero Arce metió un cruce épico de chilena para evitar que “Zaza” quedase enfrente de Mariano Botti. Riberas se hacía fuerte en las alturas con sus centrales y Verdera con Cruz ganaban los remates para generar infracciones y así el reloj transcurriera más ligero. De todas maneras, Atlético tendría una situación inmejorable. Pared de Jair Cabral con Landriel y el lateral del Verde remataba al lado del palo derecho de Tejerizo.

Los gritos cesaban debido a la gran tensión. Pero como pasó en Talleres, los experimentados aparecieron en los momentos claves. Corrida épica de Monjes por izquierda y centro al medio. Reynoso empujó el balón y Las Dos Avenidas explotó. Riberas era llanto contenido y grito desaforado cantando por la final que está a la vuelta de la esquina. La balanza se inclinaba para el lado local y la misma le guiñaba un ojo a la historia.

2 a 1 Riberas y 5 a 3 en el global. 6 minutos más y la desafortunada lesión de Mariano Botti. Emoción en Riberas y en la ciudad. La Academia festejaba verse las caras con su eterno rival en la final, y en Talleres lo mismo. Damián Scheggia y este grupo de jugadores pusieron a Riberas nuevamente en los primeros planos.

 

La Academia eliminó al Verde.

 

La final de la historia

Porvenir Talleres – Riberas del Paraná. Riberas del Paraná – Porvenir Talleres. La final de la historia, como el subtítulo lo afirma.

Por primera vez en la historia, habrá clásico villense en el choque decisivo para definir al campeón del Clausura 2019, un torneo que quedará en la las páginas más gloriosas de la Liga Regional del Sud.

Porvenir Talleres es el máximo ganador de la Liga Regional del Sud y buscará su 17º título, mientras que Riberas cosecha 13 estrellas y buscará ampliar su caudal. Más allá de números, la final tiene un significado especial y un valor inalcanzable.

La ida se disputará este domingo en La República de Talleres, mientras que la definición de todos los tiempos se llevará a cabo en las Dos Avenidas, la casa de Riberas.

 

Asplanato y Saccani se abrazan, artífices del primer gol ribereño.

 

Primera División – Semifinales
Resultados – Partidos de vuelta:
 
P. Talleres          4             Unión                   1
Goles: Gastón Riganti, Federico Hernández, Jorge Ramírez y Julián Ruelli (PT); Eugenio Sabedra (UNI)
Terna arbitral: Lucas Cavallero, Cristian Herrera y Matías Valenzuela
Expulsados: Maximiliano Asplanato (PT); Mateo Roberto, Maximiliano Hernández y Rubén Genés (UNI)
Resultado global: Ganó P. Talleres 4 a 2.
 
Riberas                2             A. Empalme       1
Goles: Joel Asplanato y Maximiliano Reynoso (RIB); Carlos Landriel (CAE)
Terna arbitral: Matías Santiago, Esteban Gómez y Germán Ciamarra
Expulsados: No hubo
Resultado global: Ganó Riberas 5 a 3.

 

Final – Ida:

Talleres vs. Riberas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Investigan una muerte dudosa en la Clínica de Empalme 2 Entregaron viviendas y escrituras a familias del departamento Constitución 3 Gala de fin de año del Coro Comunal “Arreando Sueños” 4 Pedido solidario por Marcos Rodríguez 5 Acindar inauguró un local de venta directa en nuestra ciudad