Cerró Ribeiro y dejó a siete empleados en la calle

Los trabajadores se enteraron durante la mañana del jueves y se encontraron con el local cerrado. La empresa estaba en una situación crítica desde marzo. El gremio acordó el pago del 100% de la indemnización.

Ribeiro cerró sus puertas el pasado miércoles y dejó siete trabajadores en la calle. La mañana del jueves  los empleados fueron a trabajar y se encontraron con el comercio cerrado, las persianas bajas y un papel pegado en el frente que solo informaba a sus clientes que podían seguir comprando a través de su página web. También habían cambiado los candados de las rejas.

El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercios (SEC), Fulvio Monti explicó que “esta situación viene desde marzo, y no nos toma de sorpresa, lo que nos toma por sorpresa es la actitud de la empresa, lamentable y reprochable es que fueron a trabajar y se encontraron con las persianas cerradas; más aún cuando los trabajadores vienen acompañando la situación desde el mes de marzo”.

 

Abrupto despido

El vocero del gremio criticó duramente la actitud de la empresa teniendo en cuenta que “los empleados no son dueños ni socios de la empresa y asimismo aceptaron que se les pague en el sueldo en cuotas, aceptaron tener el pago de su aguinaldo parcelado, mostrando una gran voluntad por lo que me parece muy injusto la forma en la cual la empresa decide desvincularse”.

La situación crítica llevaba meses y desde el gremio se analizaba mes a mes como avanzaba esa problemática a nivel nacional que se sabía que podía llegar al cierre, más aún en nuestra ciudad donde no tiene local propio y alquila. Además la firma ya había nivel nacional un Pedido Preventivo de Crisis.

“Sabemos que cuando las empresas hacen estos pedidos, apuntan a quedarse solo con las sucursales que facturan más y en las que no pagan alquiler”, dijo Monti y aclaró: “pero insisto en que esta no es la forma”, en este marco agregó: “acá no cerró Ribeiro porque tenía los precios altos, porque le faltaba un papel; sino que cierra porque hay un contexto muy complicado a nivel país, donde todas las empresas de venta de electrodomésticos están muy mal. De hecho tenemos empresas locales que hoy están sosteniendo empleados. En el caso de estas empresas nacionales, los trabajadores son números, y de ninguna manera esto es por un problema con los empleados”.

 

Pago de indemnización

La medida afectó a siete empleados, uno de ellos fuera de convenio y según confirmó Monti, el viernes el gremio acordó el 100% de la indemnización. “Había una gran preocupación porque había empleados de mucha antigüedad con indemnizaciones altas, y teníamos cierto temor de que se plantee un pago parcial”. El pago se realizará en cuotas.

Cabe mencionar que la firma Ribeiro es una empresa nacional que tiene 1200 empleados en todo el país y en los días previos al cierre local, comenzaron a bajar la persiana en otras localidades como fue el caso de Casilda, Ramallo y Arrecifes y para evitar la quiebra, durante este mes, cerrará 20 sucursales más.

En tanto, el gremio está abocado ahora en la tarea de buscar reubicar a estos trabajadores en otras empresas. “Son empleados formados, con experiencia, capacitados de muchos años, por eso sabemos que muchos empresario locales sabrán valorar eso”.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Detuvieron en Empalme a un joven por un abuso sexual 2 Varias obras en marcha en la localidad de Empalme 3 El Gobernador promulgó la adhesión a la “Ley Micaela” 4 Desde abril que los Tiburones del Paraná están si gas 5 Una empresa brasileña compró Paraná Metal