Deberá pagar daño moral por negarse a reconocer a su hijo

La Justicia obliga al padre, cuya paternidad quedó acreditada con una prueba de ADN, un resarcimiento moral. Por otra vía de reclamo se lleva adelante el juicio por alimentos. El niño tiene 7 años y la demanda se inició en el 2013.

El juez de familia, Oscar Davini, enfatizó: “Los padres tienen que hacerse cargo de sus hijos”.

Por primera vez en Villa Constitución el padre de un niño de 7 años deberá pagar por el daño moral causado al negarse a reconocerlo. Así lo dispuso el fallo del Juez de Familia, Dr. Oscar Davini, en orden a lo que establece el nuevo Código Civil y Comercial.

La demanda se inició en el año 2013 cuando el niño tenía 9 meses y si bien no se estableció el cálculo actual del dinero que la Justicia obliga a pagar al hombre cuya paternidad quedó acreditada con una prueba de ADN; la cifra rondaría los 100 mil pesos.

En medios de la región, el abogado de la madre, Maximiliano Perazzo, informó que la pareja había mantenido una relación formal, de convivencia, hasta el quinto mes de embarazo. En ese momento tomaron distancia y al nacer el niño, el padre se negó a reconocer voluntariamente la filiación de su hijo. La madre inició una demanda que culminó con un fallo a su favor.

“Es un juicio que comenzó hace seis años en donde, dentro de la demanda de una filiación extramatrimonial, justamente porque nació un niño y el padre no cumplió la obligación de reconocerlo, se inicia el juicio de filiación y se introduce una pretensión de iniciación del daño moral causado al niño por esa omisión del padre”, explicó Davini a Diario EL SUR.

“Yo hice lugar a la demanda y declaré que el niño era un hijo extramatrimonial  e hice lugar a la pretensión de resarcimiento por daño moral causado al niño por la falta de reconocimiento paterno”, amplió.

Este juicio se inicia en el año 2013, antes de la reforma del Código Civil del año 2015 en donde si está especificado el resarcimiento moral para estos casos.  “Antes del 2015 estos resarcimientos tenían sus fundamentos en los que llamamos doctrinas de los autores y las jurisprudencias; ahora se especifica  en un artículo concreto”, dijo y explicó que para este fallo en parte de aplicó el Código Civil viejo y en parte el nuevo.

 

Aparte la cuota de alimentos

Cabe aclarar que este resarcimiento económico por el daño moral va por una vía, y por otra, va el reclamo de la cuota de alimentos, que ese es otro juicio que el padre afronta.

“Este proceso –el resarcimiento moral- se tramitó en un expediente; pero en paralelo hay otro que es un juicio de alimentos contra el padre y hay otro juicio de alimentos contra el abuelo”, detalló el Juez aclarando que en el juicio de filiación, el abuelo no tiene reclamo alguno; sí tiene que ver en el juicio de alimentos, porque hay otra norma específica que habla de la obligación de los ascendientes ante la dificultad de cobro al obligado directo, se habilita la obligación directa que es el abuelo.

 

Paternidad responsable

El Juez Davini, expresó,  con relación a la sentencia y ante la posibilidad que pueda dejar algún tipo de enseñanza, más allá del hecho puntual, “que los padres se tienen que hacer cargo de sus hijos. Los padres nos tenemos que hacer cargo de nuestros hijos. Los adultos tenemos derechos a tener las relaciones que queramos tener y a llevar adelante nuestra sexualidad como nos parezca, pero si ese manejo de la sexualidad, se engendran hijos; hay que mantenerlos. Hay que hacerse cargo de los hijos, hay que reconocerlos y mantenerlos. El ejercicio de la paternidad debe ser responsable. No puede ser gratis tener hijos, no hacerse cargo y que alguien transcurra la vida así”.

El juez también destacó que ser reconocidos por sus padres es un derecho de los niños y niñas. “Una personas tiene derecho a construir su historia, pero la historia de los hijos e hijas tiene que construirse con sus padres; y cuando digo padres incorporo a todas las formas de familia  y géneros”.

 

Ejercer los derechos

Asimismo reafirmó: “el que ha decido ser padre,  o no, porque no tuvo sus recaudos en el momento oportuno, se tiene que hacer cargo de sus hijos y si en este caso hay un mensaje para dejar, es esto, porque el tema del cumplimiento alimentario es un problema complicado”.

Con relación a la necesidad de ejercer los derechos, Davini, destacó el accionar del abogado de la madre, Maximiliano Perazzo, “porque el estudió el tema, evaluó las posibilidades, armó la demanda y ejerció el derecho, lo postuló, lo pretendió”.

En general los niños y niñas, en su mayoría están a cargo de sus madres. Sobre esto el juez de Familia aportó: “si el niño o niña tiene al otro progenitor en condiciones de pasar una cuota alimentaria, hay que reclamarlo, no hay que quedarse solo en el lamento; el trámite es casi gratuito para quien no puede poner un abogado, porque esos derechos hay que ejercerlos”.

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 La Comuna de Pavón puso a la venta lotes destinados a jóvenes del pueblo 2 Un motociclista falleció tras ser impactado por un auto 3 Mañana será la gran Fiesta de la Primavera 4 Ezequiel, un viajero que sueña despierto 5 En el Cementerio redujeron un cuerpo equivocado