Falleció Abel Pérez, creador de la firma “Gran Miga”

De bajo perfil, emprendedor y un trabajador incansable, Abel Pérez deja detrás de sí un legado de calidad y respeto al cliente que fueron la marca indeleble de su firma comercial y una manera de entender la vida.

Abel Pérez hablaba poco, su lenguaje era el trabajo.

Hay personas a las que se las conoce más por sus obras que por su nombre propios, sean estas creaciones artísticas, proyectos empresariales o emprendimientos productivos. Tal es el caso de Abel Pérez, quien falleció el 8 de septiembre, a los 66 años de edad,  luego de luchar contra un cáncer de pulmón que no impidió que hasta su último halo de vida continuara junto a la actividad que por 35 años brindó a los villenses productos de sabrosa calidad: Gran Miga.

Sin dudas su carácter reservado, medido, hizo que su nombre pasara a un segundo plano y fuera su obra la que tomara trascendencia, pero no por ello dejó de ser un personaje de la ciudad. Exactamente 5 años atrás, a fines de agosto de 2014, con motivo de los 30 años de Gran Miga, Diario EL SUR le propuso recordar aquellos inicios de su firma comercial en 1984.

“Los primeros tiempos fueron buenos, empezamos bien, después los devenires del país se sintieron. Tuvimos momentos malos, hasta que la economía se acomodó. Pasamos de todo, siempre acompañando al momento de Argentina, pero seguimos siempre de pie”, señalaba Abel, quien siempre tuvo el acompañamiento de su familia, pilar fundamental para capear esos temporales económicos.

“Nunca caímos porque siempre trabajamos, todos los días. Eso fue el pilar fundamental para que todo esto funcionara”, reveló en aquel momento. Su filosofía de vida y su metodología siempre fue una sola: “Trabajar, trabajar y trabajar”, remarcó en la nota de 2014. Así expandió su producción hasta surtir no solo a Villa Constitución, sino a toda la zona.

En aquella oportunidad del 2014 aprovechó para manifestar su agradecimiento a los clientes y a la comunidad toda. “Hay clientes que están con nosotros desde el primer día, y esa satisfacción es impagable”, expresó.  Su partida deja un vacío difícil de llenar y un legado que perdurará en el tiempo: el del trabajo constante, el de la obra por sobre el hombre.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Dos jóvenes mueren al chocar de frente con sus motos  2 Detuvieron a un estafador con una nueva “entrega pactada”  3 Celebrarán con un festival los 158 años de la Batalla de Pavón 4 Llega la cuarta edición de la Fiesta de la Primavera 5 Por la bajante quedó varado otro transporte fluvial