El último adiós al “Carpincho” Sosa

Falleció Carlos Sosa, el histórico simpatizante de Talleres quien en el libro “La República II” es reconocido como quién denominó  “Monstruo” al club villense.

“Carpincho”, fanático del fútbol. Aquí en el mítico Estadio Maracaná.

El pueblo tallarín está de luto. Se fue un colaborador incansable que dejó la piel por Porvenir Talleres, por el barrio y por todos aquellos que querían ver al Monstruo de pie.

El lunes por la noche falleció Carlos Sosa, más conocido como “Carpincho”, un ícono de la familia tallarina y pieza clave en la restructuración del club en la década del 80´.

Carpincho dejó la vida por Talleres, no se guardó ni un minuto de sacrificio para lograr cosas imposibles en el club de sus amores. Fue parte de la comisión directiva en 1985 cuando los tallarines retornaron a la Liga Regional del Sud tras una larga espera de diez años.

La historia narra sucesos épicos de Sosa junto a Talleres, pero sin dudas el más relevante fue aquella tarde de diciembre del 85´. Según cuenta el libro “La República II” de Carlos Montini, toda la comisión directiva estaba reunida en la esquina de calle Saavedra (ahora Presbítero Daniel Segundo) y Berutti, y a lo lejos ese famoso cartel. “Está naciendo el Monstruo de Barrio Talleres” gritó efusivamente el “Carpincho” Sosa, y a partir de ahí se inmortalizó el apodo de Monstruo para el equipo más ganador de la Liga Regional del Sud.

En el barrio y en la ciudad todos lo recordaran como un hombre de bien, un luchador incesante que consiguió muchísimas cosas para el bienestar del Monstruo, como el apodó a su segunda casa. Allá se fue Carpincho, a visitar a su amigo Carlos “Vichaca” Wiciak y desde el cielo gritar por los colores azul y oro, y seguir colaborando con el Monstruo a través de su alegría e inventiva.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Dos jóvenes mueren al chocar de frente con sus motos  2 Detuvieron a un estafador con una nueva “entrega pactada”  3 Celebrarán con un festival los 158 años de la Batalla de Pavón 4 Llega la cuarta edición de la Fiesta de la Primavera 5 Por la bajante quedó varado otro transporte fluvial