Violento intento de robo a una estudiante

Una joven que regresaba de cursar sus estudios terciarios fue atacada el lunes por la noche por un delincuente que la golpeó con la intención de sustraerle el celular. Su férrea resistencia y la oportuna aparición de un vecino frustraron el robo. El asalto ocurrió en Daniel Segundo a metros de su intersección con General Mosconi.

La joven sufrió diversas contusiones por el forcejeó con el ladrón y quedó conmocionada.

Yamila Dominguez tiene 21 años y el lunes por la noche regresaba de estudiar hacia su casa, situada en inmediaciones de la cancha del club San Lorenzo. Caminaba por Presbítero Daniel Segundo ya que había descendido de una unidad del transporte interurbano de pasajeros en la intersección de esa arteria con calle Río Negro. Pocos metros antes de llegar a General Mosconi, donde se domicilia, fue sorprendida por un violento delincuente que la aprisionó tomándola por detrás, asiéndola fuertemente de la cintura y tapándole la boca.

El hecho ocurrió alrededor de las 21.45. “Yo venía del Instituto, me bajo en la parada de Saavedra (Daniel Segundo) y Río Negro; venía caminando por Saavedra y al llegar a las casas nuevas (Manzana K) que hicieron frente a la cancha de San Lorenzo, me agarran de atrás, era un chico, joven, no lo pude ver bien”, relató Yamila a Diario EL SUR al día siguiente. Pese a la confusión del momento pudo advertir que el sujeto llevaba un buzo gris con capucha, la cual le cubría la cabeza y un pantalón de jean “clarito”.

“Me agarró de atrás”, reiteró. “Me agarró de la cintura, me tapó la boca y me pidió el celular, me dijo que si no se lo daba me iba a meter una puñalada, que no gritara, que no me diera vuelta”, recordó con angustia. No obstante la sorpresa y el temor, Yamila notó que el asaltante no estaba armado. “Cuando me dice que me iba a pegar una puñalada lo primero que hago es agarrarle la mano que tenía en mi cintura, como vi que no tenía nada traté de sacármelo de encima”, indicó.

“Le saqué la mano que tenía en mi cintura, después la mano que tenía en mi boca. Me agarró de la mochila que yo tenía, me tiró para atrás, me hizo caer. Y ahí yo empecé a gritar, y el se me tiró para tratar de sacarme el celular. El lo único que quería era mi celular”, destacó Yamila, quien en ese forcejeo recibió un golpe en el rostro y diversas contusiones en el resto del cuerpo. “Quedé tirada en el piso y empecé a gritar, sale un hombre (de una vivienda) y el sale corriendo. No me pudo robar nada”, señaló Yamila.

 

Huida

El ladrón “lo que quería era el celular, la mochila me la tironeó pero no me la pudo sacar. Y ahí salió el hombre que estaba en la casa y salió corriendo”, reiteró Yamila. Como consecuencia de los dramáticos momentos que atravesó, la joven se encontraba el martes muy conmocionada y dolorida por lo cual no pudo concurrir a su trabajo. “Me empezó a doler todo el cuerpo, se ve que por el golpe y lo que descansé un poco”, expresó al cierre de la charla con Diario EL SUR. La denuncia de lo sucedido fue radicada esa misma noche en la Comisaría 13ª.

 

“Me agarró de atrás. Me agarró de la cintura, me tapó la boca y me pidió el celular, me dijo que si no se lo daba me iba a meter una puñalada, que no gritara, que no me diera vuelta”

Comentarios:

Lo más leído

1 Definimos candidatos locales y provinciales 2 Piden mejoras en la estación de Empalme para tomar el tren 3 Los Bomberos de Empalme tienen una intensa actividad 4 Distintas obras en marcha en Pavón 5 Los Palmeras festejan el Día del Trabajador en Villa