Detenidos por la desaparición y presunta muerte de un anciano

El año pasado un hombre de 80 años de edad se radicó en nuestra ciudad junto a una mujer de 46 años con la que inició una relación y poco después desapareció. La hija del octogenario realizó la denuncia y al día siguiente la concubina del desaparecido huyó de Villa pero siguió cobrando los haberes del jubilado que superaban los 30 mil pesos. El viernes pasado fue detenida junto a su hermano.

Nancy B. (de blusa blanca) y su hermano Miguel Ángel, fueron detenidos por la PDI villense.

La PDI de Villa Constitución detuvo a una mujer y su hermano en la puerta del Banco Nación en el marco de una causa iniciada por la desaparición de un hombre de 80 años de edad, oriundo de la localidad bonaerense de Sánchez, pero que al momento de desaparecer convivía con la detenida en el barrio Altamira de nuestra ciudad. En principio se investiga una estafa ya que la sospechosa cobró durante varios meses los haberes jubilatorios del octogenario, del que tiene en su poder el DNI, pese a que nada se sabe de esta persona desde el año pasado. Se sospecha que podría estar muerto.

La mujer fue aprehendida en la puerta del Banco Nación, en Rivadavia e Yrigoyen, en la mañana del viernes 25 de enero. Fue identificada como Nancy B., de 46 años de edad, quien al momento de la detención se encontraba acompañada de su hijo de 8 años y su hermano de 30, de nombre Miguel Ángel y con domicilio en la localidad entrerriana de Santa Elena. Ambos mayores fueron detenidos y se encuentran con prisión preventiva en el marco de la investigación de la desaparición de Carlos Manuel Pereyra, oriundo de la localidad bonaerense de Sánchez.

La desaparición de Pereyra fue denunciada por parte de una de sus hijas el 21 de diciembre en Villa Constitución dado que en el mes de julio se había radicado en nuestra ciudad junto a Nancy B., en un departamento alquilado en Neuquén al 900. Según establecieron los pesquisas de la PDI villense esta mujer realizaba tareas de limpieza en la vivienda de Pereyra en Sánchez y luego inició una relación sentimental con él. El desaparecido es jubilado, con un haber mensual de alrededor de 24 mil pesos, además de percibir una pensión de su esposa fallecida por otros 10 mil pesos.

 

Concubinos

Hasta el mes de julio de 2018 la encargada de percibir los haberes  de Pereyra era una de sus hijas y hasta ese momento se encontraba a su cuidado en su vivienda de calle 25 de Mayo en San Nicolás. Una mañana la mujer salió a realizar unos trámites y al regresar su padre ya no estaba. Aparentemente, aprovechando esa ausencia, Nancy B., fue a buscarlo y lo trajo a Villa Constitución donde formalizó un concubinato, pasó a ser su apoderada y comenzó a cobrar los haberes. Cabe destacar que la madre de Nancy reside en la zona rural de nuestro departamento, en cercanías del mítico Bar Los Álamos de la ruta 90.

Aquí se radicaron en un departamento interno en Neuquén al 900, en barrio Altamira, jurisdicción de la Comisaría 13ª. A Nancy se la veía a menudo pero los vecinos aseguran que a Pereyra lo vieron muy pocas veces. Munida de una serie de  certificados médicos solicitados al médico de cabecera de Pereyra se presentaba mensualmente en el Municipio villense para tramitar el certificado de supervivencia del jubilado, el que siempre le fue otorgado sin que nadie haya visto al octogenario. Luego iba al Banco Nación y  cobraba los haberes.

 

Denuncia

El 21 de diciembre la hija de Pereyra presentó la denuncia por su desaparición en la Policía villense, alegando que la demora obedeció a que intentó realizarla en San Nicolás pero allí el trámite no prosperó. Evidentemente padre e hija mantuvieron algún contacto porque esta conocía el domicilio donde residía y una comisión de la Comisaría 13ª se presentó en el lugar y habló con la propietaria de los departamentos y también con Nancy B.

Al día siguiente, a las 4 de la mañana, Nancy B. cargó sus pertenencias en un flete y se fue de Villa Constitución. La propietaria del departamento advirtió la situación y le recriminó que se iba debiéndole un mes de alquiler y que además la buscaba la Policía por el secuestro de Pereyra. “Voy a volver a pagarte y Pereyra está en su casa”, habría dicho al huir.

 

Capturada

Posteriormente se supo que viajó a Santa Elena, Entre Ríos, donde reside su hermano y que allí hizo extracciones de la cuenta de Pereyra, pero para poder seguir cobrando los haberes necesitaba el certificado de supervivencia y regresó a Villa Constitución para realizar el trámite en el Municipio. A esa altura tanto funcionarios municipales como del Banco Nación estaban informados por la PDI que en cualquier momento regresaría, fue así que el viernes pasado dieron el alerta y la mujer fue apresada a la salida de la entidad bancaria. Al ser detenida dijo que actualmente se domiciliaba en San Nicolás, en San Juan al 700.

Consultada por el paradero de Pereyra, Nancy B. alegó desconocerlo y dijo que en agosto lo llevó al Sanatorio de la UOM de San Nicolás para que lo trataran por la picadura de una araña que se le infectó en uno de los brazos y que lo dejó internado para luego perder todo contacto con él. De ser así su conducta se encuadra en una estafa porque siguió cobrando a su nombre los haberes del jubilado además de haberse quedado con su DNI.

De todas maneras las explicaciones no le cerraron ni a la PDI ni a la fiscal Analía Saravalli, quien ordenó la detención de los hermanos B. y le dictó prisión preventiva por 30 días. Nancy fue trasladada a un penal de Rosario y su hermano se encuentra alojado en el Módulo de Detención Transitoria (MDT)  de la Unidad Regional VI.

 

Sin rastros

En tanto, desde diciembre los pesquisas de la PDI recorrieron geriátricos, hogares de ancianos, centros de salud de la región, tanto en provincia de Santa Fe como de Buenos Aires, sin obtener mayores datos del paradero de Pereyra, salvo la confirmación que se atendió en el sanatorio de la UOM de San Nicolás en agosto pero no que quedó internado sino que fue una consulta ambulatoria. A esta altura la sospecha es que falleció y que Nancy B. puede estar involucrada en su muerte. Al cierre de nuestra edición el personal de la PDI trabajaba en provincia de Buenos Aires donde tenían previsto entrevistar a un testigo clave que podría brindar información que termine por aclarar el misterio.

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Tres heridos en Acindar 2 Convocante cruzada solidaria a beneficio del Hospital 3 Fuerte reclamo de Giacomino a Litoral Gas S.A 4 Detienen a una pareja acusada de abusar de dos menores  5 Entre nubes, innovación y servicios: así será el futuro del trabajo