Villenses procesados en una causa por narcotráfico

El juez federal Francisco Miño procesó por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por la intervención de tres o más personas en forma organizada” a Hugo “Gali” Díaz y Carlos “Bocón” Suárez y a sus respectivas parejas, Alejandra Urunde y Claudia López.

El “Bocón” Suárez escondía los estupefacientes dentro de un freezer.

Hugo Omar “Gali” Díaz y los otros tres villenses detenidos el 10 de diciembre por la Policía Federal fueron procesados con prisión preventiva sin plazo como integrantes de una organización liderara por Luis Alberto Paz y dedicada al tráfico y comercialización de estupefacientes como así también al lavado de activos de origen ilícito. La decisión del juez federal Francisco Miño alcanza a las 6 personas detenidas aquel día en los 24 allanamientos efectuados en forma simultánea en Villa Constitución, Rosario, Santa Fe y Paraná.
La pesquisa efectuada durante varios meses por la Policía Federal arrojó información sobre el entramado delictivo que había montado Luis Paz, conocido también con el apodo de “El señor de los cielos”. Viviendo en un barrio privado de la ciudad de Santa Fe, se dedicó a la compra – venta y administración de inmuebles, la mayoría de ellos sin ningún tipo de justificación patrimonial, aunque su actividad fundamental era la coordinación de una banda dedicada a la venta de estupefacientes.
En el marco del programa “Argentina sin Narcotráfico”, el 10 de diciembre los uniformados se desplegaron en 24 allanamientos simultáneos en distintos puntos de la provincia de Santa Fe. “Además de Luis Paz -el cabecilla- que fue detenido en el centro de Rosario, fueron arrestados otros seis integrantes que ocupaban diferentes roles”, informaron por entonces desde la fuerza federal.
“Entre ellos, cayeron el responsable del ingreso de la droga desde Paraguay; un hombre conocido como ‘Gali’ que se encargaba de la venta al menudeo en Villa Constitución; y un arquitecto que, simulando administrar propiedades de Paz, tenía a su cargo la organización de distintas maniobras delictivas”, detallaron fuentes de la PFA. Los detenidos en ese operativo, además de Paz y Díaz fueron el arquitecto santafesino Andrés Fernando Canteli y los villenses, Alejandra Urundé -pareja de Gali- Carlos “Bocón” Suárez y Claudia López.

En la casa de “Bocón” Suárez fueron secuestrados varios elementos vinculados a la causa.

Procesamiento
Finalmente el miércoles 26 el juez federal N° 2 Francisco Miño procesó a Paz por el delito de “organización para el tráfico de estupefacientes y financiamiento” en concurso con “lavado de activos de origen ilícito”. En tanto, consideró que tanto el arquitecto Canteli y los 4 villenses son presuntos coautores de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización, agravada por la intervención de tres o más personas en forma organizada”.
El procesamiento de los imputados se basa en una amplia investigación de la Policía Federal que incluye cientos de horas de escuchas telefónicas. A través de ellas “se logró establecer el grupo de personas con quién se relaciona social y económicamente (Luis Paz), siendo estas: Andrés Fernando Canteli (“Andresito”); Germán Exequiel Velázquez (“Ger”), su pareja Marianela Elizabeth Blanco, su hermano Jeremías Gastón Velázquez (apodado “Gordo”) y Hugo Omar Díaz, apodado “Gali”, su pareja Alejandra Noemí Urunde, sus hijos Marcos Díaz Vega y Agustín Díaz (actualmente detenido) y sus allegados Carlos Suárez y Claudia López (pareja).

 

Gali
También fueron intervenidas tres líneas telefónicas de Gali –dos con pre fijos de Villa Constitución y una de Rosario- que, según el fiscal federal Walter Rodríguez permitieron “extraer elementos que revelarían la existencia de un engranaje consolidado, destinado al tráfico, acopio, fraccionamiento y comercialización de sustancias estupefacientes en la zona de Villa Constitución y la ciudad de Rosario”.
Asimismo se estableció que entre los principales colaboradores de Gali Díaz “se destacan su pareja, Alejandra Noemí Urunde, quien se ocuparía de tercerizar comunicaciones, participar en el traslado y en la comercialización de la droga; Claudia Daniela López, quien sería la encargada de trasladar la droga de Hugo Omar Díaz a bordo de micros de pasajeros y vender estupefacientes y Carlos Germán Suárez, pareja de la nombrada, que sería colaborador de confianza de Díaz y estaría encargado del acopio, fraccionamiento, entrega y comercialización de la droga”.

La casa del Bocón Suárez en Vallese 743 fue uno de los domicilios allanados.

Negocio familiar
“Además -se menciona en el escrito-, se extrae de la investigación que Hugo Omar Díaz cuenta con la colaboración de sus hijos, Marcos Díaz Vega y Agustín Díaz -este último detenido recientemente-, quienes se encargarían de trasladar y comercializar el material ilícito”. También surge de la investigación que Gali se valdría de una persona identificada como Alberto Herrera, alias “Tigre” o “Tato” quien gozaría de libertad condicional y almacenaría estupefacientes destinados a la comercialización en la casa de su madre.
También se conoció que en Villa Constitución se llevaron adelante 5 allanamientos y no 3 como se informó en un primer momento. Los procedimientos comunicados oportunamente tuvieron lugar en la casa de Gali Díaz, en barrio Puesta del Sol, situada en Cabildo Abierto 953; en la de Carlos Suárez, sita en Vallese 743 de barrio San Miguel, y en el Club Los Andes (este último resultó negativo). El cuarto allanamiento se efectuó en barrio Luzuriaga, en Lenzoni 4958/62 donde residía Alejandra Urunde y a la vez tenía una despensa, y el quinto en barrio Luján, en la casa de la madre de Herrera.

 

Hallazgos
El resultado fue positivo para la investigación que lleva adelante el fiscal Rodríguez. En casa de Urunde, en barrio Luzuriaga, se secuestraron elementos vinculados a la comercialización de estupefacientes, un celular, dinero en efectivo (28.760 pesos) y 31,7 gramos de cocaína. En la vivienda de Suárez fueron secuestrados 8 celulares, dos computadoras, dinero (7100 pesos), elementos para la comercialización de estupefacientes y 799,5 gramos de marihuana.
En esta vivienda los estupefacientes se encontraban ocultos dentro de un freezer, en resumen los pesquisas de la Policía Federal encontraron un envoltorio de nailon de color verde, un envoltorio de nailon de color negro, un envoltorio de cinta de embalar color marrón, una bolsa de nailon de color roja, una bolsa de nailon de color blanca con diecinueve envoltorios de nailon color negro y una bolsa de nailon de color negro, todos ellos con marihuana.

 

En Rosario
En tanto al momento de los allanamiento Gali se encontraba en el departamento que habitaba en Rosario, propiedad de Luis Paz, sito en 27 de Febrero N° 1208, Piso N° 02, Depto. N° 02. Allí fue detenido y en el lugar los pesquisas encontraron elementos utilizados para la comercialización de estupefacientes, entre ellos 5 bolsas de nailon con trozos de cocaína y una bandeja plástica con semillas y restos de marihuana; 20 tubos eppendorf, 8 celulares, 1 disco extraíble, 1 pen drive, 5 cédulas de identificación de automotor, una de las cuales pertenecía a Díaz y la otra a Carlos Suárez.
Asimismo, en el interior de una caja fuerte dieron con 70 mil pesos, 302 dólares y documentación de interés para la causa. Las sustancias halladas e incautadas una vez peritadas arrojaron un peso total aproximado de 835 gramos de cocaína y 90 gramos de marihuana. En varios de los restantes allanamientos, efectuados también en Rosario, Santa Fe y Paraná también se hallaron elementos similares que están vinculados a los delitos investigados y que refuerzan las imputaciones planteadas por el fiscal Rodríguez.

 

Prisión y embargo
Como consecuencia de los elementos de prueba aportados por el fiscal, el juez Francisco Miño resolvió “convertir en prisión preventiva la detención que vienen sufriendo los imputados”. A la vez dispuso trabar embargo sobre los bienes libres de Paz hasta cubrir la suma de 1.200.000 pesos y en el caso de Canteli y los cuatro villenses por la suma 140 mil pesos por cada uno de ellos.

LUIS PAZ
“El señor de los cielos”
Luis Paz es el padre de Martín “Fantasma” Paz, quien fuera asesinado por un sicario en 2012. En su momento fue testigo protegido, tras culpar a los integrantes de “Los Monos” por el crimen de su hijo. Durante la causa, nombró a Ariel “Guille” Cantero y a Ramón Ezequiel Machuca (alias “Monchi Cantero) como los autores intelectuales. A su vez, fue suegro de Claudio “Pájaro” Cantero, líder de la organización criminal hasta su muerte en 2013, quien estaba casado con su hija Mercedes. Entre la hipótesis que se maneja en cuanto a las internas familiares dentro de la red narco, se dio cuenta de que los Cantero señalan a Luis Paz como el instigador del asesinato del “Pájaro”, en supuesta represalia por el crimen de su hijo. A paz se lo conocía como “El Jefe”, “El Tío” o “El señor de los cielos”, este último en referencia a Armando Carrillo Fuentes, líder del cartel de Juárez en México, quien se dice que contaba con una flota aérea para el negocio ilegal.

 

 

AMENAZAS
Detuvieron a uno de los hijos de Hugo “Gali” Díaz

Una mujer denunció que un joven la amenazó por negarse a venderle vino. La Policía intervino y detuvo al agresor, resultó ser uno de los hijos del hombre procesado por integrar una banda narco.

Uno de los hijos de Hugo “Gali” Díaz, Agustín Joel, fue detenido nuevamente, en este caso por amenazas y por portar un arma blanca. Mientras Gali sigue detenido con prisión preventiva y procesado en el marco de la investigación que lleva adelante el fiscal federal Walter Rodríguez sobre su participación en una organización dedicada a comercializar estupefacientes y lavar activos del narcotráfico (ver nota aparte), Agustín Joel, de 18 años continúa delinquiendo. En tanto su hermano, también de nombre Agustín, de 20 años de edad, se encuentra detenido.
En esta oportunidad, el jueves pasado fue aprehendido tras un llamado de una comerciante que lo acusó de amenazarla porque no le quiso vender vino. El hecho ocurrió alrededor de las 17 en un negocio de Dorrego al 200 hasta el cual llegó personal de Comando Radioeléctrico alertado por el llamado de una mujer que solicitaba presencia policial. Una vez en el lugar la víctima expuso que minutos antes se presentó Agustín Díaz, acompañado de una mujer, pretendiendo comprar vino y como esta se negó a satisfacer su pedido la amenazó con un arma de fuego y luego, junto a su acompañante, se internaron en barrio 9 de Julio.
Mientras un móvil policial trasladaba a la comerciante a la Comisaría 1ª para que radicara la correspondiente denuncia, otras dos unidades ingresaron a barrio 9 de Julio para dar con el acusado. Poco después dieron con este sujeto quien en ese momento tenía en su poder una cuchilla de unos 30 cm de hoja, la cual fue secuestrada por los efectivos de Comando Radioeléctrico, quienes procedieron a detener a Díaz. Este explicó que llevaba el arma blanca a modo de defensa ya que en el vecindario existe “mucha gente” que quiere agredirlo.
El sábado el joven fue llevado a audiencia imputativa y se le dictó prisión preventiva sin plazo. Cabe destacar que Agustín Joel tiene fijado domicilio en Cabildo Abierto 953, uno de los domicilios allanados el 10 de diciembre en Villa Constitución por la Policía Federal.

Comentarios:

Lo más leído

1 Falleció “Miki” Lascialandare 2 Pavón tuvo su pesebre viviente 3 El domingo los Reyes Magos llegarán a Empalme en tren 4 Franchesca es la primera beba del año en nuestra ciudad 5 Los Tiburones cierran un año inolvidable