Evitaron la usurpación de una vivienda en Mendoza al 900

Durante la noche del sábado un remisero junto a su pareja y sus dos pequeños hijos ingresaron por la fuerza a una casa que se encuentra en construcción. Los vecinos denunciaron inmediatamente la usurpación y se montó un rápido operativo policial que permitió el desalojo de los intrusos.

Los incidentes se desarrollaron la noche del sábado.

El intento de usurpación de una vivienda situada en Mendoza al 900 fue frustrado por el rápido accionar policial debido a un llamado efectuado por vecinos y por la participación de un civil que dialogó con los usurpadores para convencerlos que depusieran su actitud. Los hechos se desarrollaron en la noche del sábado, entre las 22 y las 24, cuando una pareja con dos niños ingresaron en una casa que está deshabitada porque aún se encuentra en construcción, accionar que fue advertido por un testigo que llamó a la Policía.

La dueña de la vivienda. Blanca Inés C., reside en barrio Domingo Troilo, enviudó recientemente y actualmente padece un problema emocional que le impide valerse por sus propios medios, por lo que ante esta circunstancia fue asistida por una amiga, Silvia G., que la acompañó en todo momento. En tanto los usurpadores fueron un remisero de 38 años de edad y su pareja de 35, junto a sus pequeños hijos. Estas personas adujeron carecer de vivienda propia y por tal motivo tomaron la decisión de ingresar a esa casa.

“Personal policial informó que a raíz de un llamado a la Central 911 fueron convocado al lugar ya que se estaría produciendo un intento de usurpación de un domicilio frente al Hospital SAMCo. Personal de Comando Radioeléctrico se hizo presente en el lugar, donde entrevistaron a Sebastián G. (38), quien en primer lugar se negó a identificarse. Luego se hizo presente el Jefe de la Agrupación Cuerpos de la URVI, quien ofició de mediador entre la dueña de la vivienda en cuestión”, detallarlo ayer desde el Ministerio de Seguridad.

En el mismo parte se informa que el personal policial identificó al resto de la familia usurpadora como Romina A. (35) y sus dos hijos de 11 y 3 años. Los efectivos lograron ingresar a la vivienda y junto con el personal presente se procedió a la demora de los mismos y se puso en reguardo a los menores. Un vecino los vio tirando por arriba de las rejas del frente de la casa colchones y bolsas, por lo que inmediatamente llamó al 911 para dar cuenta de lo sucedido.

La vivienda aún no fue terminada porque su propietario falleció recientemente.

Daños

“Esta gente le rompió toda la puerta e ingresó. Tuvimos la gran suerte que la fiscal ordenó el desalojo y el GAT que nos ayudó, y la gente de Comando (Radioeléctrico)”, comentó a Diario EL SUR Silvia, la amiga de la dueña de casa. “Fue muy rápido el accionar de la Policía porque los mismos vecinos no querían saber nada y nos ayudaron. Es un remisero, con dos criaturas, que dice que no tiene vivienda. Encima le rompió un puerta cara, que le costó mucho sacrificio”, agregó.

El Dr. Franco Carbone, secretario de la Fiscalía ordenó que tanto al remisero como a su pareja se le formara una causa por “usurpación” y que luego recuperaran su estado de libertad.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Festival Regional de Folklore en Pueblo Esther 2 La Navidad Nuestra se presenta mañana en Empalme 3 Desalojarán a familias que están en riesgo en la barranca 4 Un detenido en operativo por drogas en Estanislao López 5 Este domingo se realizará el Pre-Diamante 2019 en Pavón