Riberas goleó a Mariano Moreno en el primer choque de cuartos

La Academia le ganó 3 a 0 al conjunto de Bogado en el encuentro de ida de los cuartos de final y sacó una gran diferencia de cara a la vuelta. Los tres goles de la tarde los hizo Darwin Barreto, que volvió a ser la gran figura del partido.

Riberas ganó el partido 3 a 0.

El torneo ingresó en su etapa decisiva y Riberas sacó una gran diferencia pensando en llegar a semifinales al superar por 3 a 0 a Mariano Moreno con tres goles de Darwin Barreto en el encuentro de ida de los cuartos de final. Ahora, a la Academia le alcanza con perder por dos goles en Bogado para meterse entre los cuatro mejores del torneo.

El conjunto de Damián Scheggia salió a la cancha con la intención de sacar una buena diferencia de cara al encuentro de vuelta y cumplió el objetivo con creces. En el arco estuvo Castillo, con la defensa que ya sale de memoria: Asplanatto, Papaelo, Pereyra e Ibarra. En el medio, “Chueca” Vera se plantó como mediocampista central y un poquito más adelantado estaba Agustín Lara, con Marcos Fernández y Cruz por los costados. Adelante, los intratables Lovotti y Barreto.

Enfrente, Mariano Moreno se plantó con dos líneas de cuatro y una delantera potente con mucha jerarquía que amenazaba con complicar a la Academia. En los primeros minutos, el encuentro se tornó trabado, no sobraban los espacios para jugar por abajo y los equipos abusaban del pelotazo, por lo que los equipos.

Pero cuando el cronómetro marcaba 10 una situación cambió completamente el rumbo del encuentro: Vera, de gran partido, robó una pelota en la mitad de la cancha y asistió a Fernández que definió por arriba de la salida de Rocuzzo. En la línea, Bruno Guggia interceptó el remate con la mano por lo que Cavallero no dudó en cobrar penal.

El encargado de ejecutar fue Darwin Barreto, que sacó un remate cruzado pero no le entró bien y la pelota se fue desviada. Parecía que Riberas dejaba pasar una chance importante, pero el hecho de tener un jugador de más durante lo que restaba el encuentro era una situación que, si sabía manejar, le podía dar grandes resultados.

Dos minutos después llegó el gran susto de la tarde. Lovotti fue a busca un pelotazo largo y llegó firme al balón, al cruce llegó Rocuzzo que impactó la cabeza con el delantero de Riberas y debió ser asistido por los médicos, por lo que el encuentro estuvo 15 minutos detenido y el guardameta fue trasladado para hacerse los estudios correspondientes, que afortunadamente arrojarían resultados favorables. En solamente 12 minutos, el Prócer se quedaba con uno menos y sin su arquero titular.

A pesar de esto, a Riberas le costó. Se encontró con un equipo replegado y al que era difícil entrarle y generarle peligro. Los espacios no sobraban, el viento atentaba contra la precisión y el juego empezaba a mostrarse brusco, por lo que el partido era trabado, con pelotazo largo y muy cortado.  Al estar con uno menos, el visitante intentaba cruzar líneas rápido y buscar a su adelantero Fabio Monjes, que en uno de los piques sintió el pinchazo y debió ser reemplazado.

Cruz fue una pieza clave en el medio campo.

Con el tiempo cumplido, el árbitro dio 15 minutos adicionales y sobre el final de ese lapso llegó la apertura del marcador: Cruz, volcado a la izquierda, recuperó una pelota y agarró saliendo a la defensa de Bogado, metió el centro a medio y encontró a Barreto que la empalmó de aire con gran clase para ponerla pegada al palo, inalcanzable para el arquero. Golazo, con grito de revancha, con sensación de que fue el golpe justo en el momento oportuno. Se abría otro partido y, pese a que la naturaleza decía lo contrario, el viento soplaba a favor de Riberas.

El complemento pareció darle a Riberas la posibilidad de ampliar la diferencia y con la idea de tener más tenencia en el medio, Scheggia apostó a que Ramos ingrese a la cancha en lugar de Lovotti y armar un 4-2-3-1 con el uruguayo como único punta. Cuando iban dos minutos Barreto convirtió el segundo. Con toda la confianza, el delantero se hizo cargo de un tiro libre en diagonal al arco muy cerca del área grande. Rosca al primer palo, el arquero no se mostró seguro y Darwin festejó un nuevo tanto para poner el 2 a 0.

Obligado por la necesidad de achicar la distancia, Mariano Moreno adelantó sus líneas y esto le fue contraproducente, ya que no solamente que le costó doblegar a una sólida defensa ribereña a la que prácticamente no pudo inquietar, sino que además se expuso a contragolpes del conjunto local que fueron bien aprovechados.

Cuando iban 16 minutos, Barreto, figura y goleador del campeonato, volvió a hacer de las suyas. Tras una gran habilitación, aguantó la marca y con dos movimientos se sacó de encima al central para irse solo contra el arquero al que eludió con facilidad para tener el arco a su merced y marcar el tercero de su cuenta personal y de su equipo.

Con todo definido, Scheggia guardó al delantero goleador y en su lugar ingresó Maximiliano Hetze. Además, ya estaba en la cancha Gauto, que suplantó a Agustín Lara. En el final del encuentro, ambos tuvieron un par de jugadas donde partieron con espacios y el línea cobró posición adelantada, y sobre el final del juego Ramos tuvo un mano a mano con el arquero que terminó atorando bien el remate.

Riberas sacó una gran diferencia en el encuentro de ida y viaja a Bogado con la tranquilidad de tener tres goles de margen por encima de su rival, algo que lo deja muy cerca de meterse entre los cuatro primeros luego de varios años. Mariano Moreno sufrió las consecuencias de un partido donde nada le salió bien y deberá recuperarse para ir en busca de una gran remontada. El próximo fin de semana, uno de los dos se meterá entre los cuatro mejores del torneo.

Ficha del partido- Cuartos de final

Riberas 3 M.Moreno 0

Goles: Darwin Barreto -3- (RIB)
Terna arbitral: Lucas Cavallero, Damián Romero y Marcos Yoné.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Un motociclista falleció al chocar de frente con un auto 2 Hallaron el cuerpo del joven desaparecido en una laguna 3 Un muerto en un choque frontal entre un auto y un colectivo 4 De siete detenidos por robos seis recuperaron la libertad 5 En tres días un menor cometió media docena de delitos