La Defensoría del Pueblo también lucha contra los aumentos en la luz

Lamberto insistió con su pedido a la EPE para que garantice la accesibilidad al servicio y le solicitó a Aranguren que las subas no superen los aumentos salariales.

El Defensor expresó a Aranguren su preocupación por la suba del precio mayorista de la energía.

El defensor del Pueblo de la provincia de Santa Fe, Raúl Lamberto, ratificó su pedido a la Empresa Provincial de la Energía para que implemente una serie de medidas “que permitan garantizar la asequibilidad de tan importante servicio público” para las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) provinciales y los ciudadanos en general. También le envió una misiva al ministro de Energía de la Nación, Juan José Aranguren, a quien le manifestó su preocupación por el alto costo de la energía mayorista distribuida por Cammesa y le solicitó que los incrementos no superen el porcentaje de actualizaciones salariales.

En notas enviadas al presidente del Directorio de la EPE, Raúl Stival, y a la secretaria de Energía provincial, Verónica Gesse, el defensor del Pueblo consideró que “deviene impostergable la implementación” de estas acciones y retiró la necesidad de poner en práctica “una tarifa social para las pequeñas y medianas empresas, comercios e industrias a raíz de la importancia de estos actores en nuestra economía siendo que muchas veces las tarifas de los servicios públicos conspiran contra su desarrollo y sustentabilidad”.

Lamberto también le reiteró el pedido a la EPE y a la Secretaría de Estado para “prohibir el corte de suministro eléctrico para aquellas personas que se vean imposibilitadas de afrontar el pago de sus facturas y expresen voluntad de hacerlo”. Asimismo, insistió con que se disponga en “las facturas de la distribuidora EPE el detalle el monto correspondiente a la energía mayorista tal como se efectúa para el caso de los impuestos, entendiéndose que de ese modo se daría cumplimiento del derecho constitucional del usuario a recibir información adecuada”.

 

Pedido a Aranguren

En su nota a Aranguren, el defensor santafesino le manifestó la “profunda preocupación como organismo de defensa de los derechos de los habitantes de nuestra provincia de Santa Fe, por el alto impacto que el valor de la energía en el mercado eléctrico mayorista está teniendo sobre los usuarios de este servicio público esencial para el normal desenvolvimiento de las personas y de las empresas e industrias santafesinas”. Lamberto le recordó que había advertido la situación en diciembre del 2016, cuando expresó que, a diferencia de lo que ocurría con otras distribuidoras, en el caso de la EPE las tarifas finales fueron incrementadas periódicamente para sus usuarios, por lo que el traslado de los sucesivos aumentos mayoristas de la energía partieron de una tarifa superior al de otras áreas pertenecientes a otras distribuidoras del país, “causando como resultado tarifas actuales cuyos pagos se convierten verdaderamente difícil para muchos usuarios santafesinos”.

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Nuevas amenazas del trapito de la plaza hacia Garceche 2 Lifschitz inauguró obras en Rueda, Peyrano y Máximo Paz 3 Empalme trabaja en el armado de su Plan Estratégico Local 4 La Comuna de Fighiera clausuró una fiesta electrónica ilegal 5 La Comuna de Pavón, pionera en el sueño de la casa propia