Kiki, otro niño reclamado por una de Familia Solidaria

Casos como el de Peque en Villa Constitución se replican en el resto de la Provincia, el más conocido es el de Kiki, un niño que estuvo dos años en una familia solidaria y luego fue trasladado a otra, aunque no fue dado en adopción. Esa es la principal diferencia con la historia de la familia villense.

Sergio y Cristina llevan adelante una incansable campaña para recuperar a Kiki.

Sergio Gigliotti, su esposa, Cristina Morla y sus dos hijas, conforman una de las tantas familias solidarias que desinteresadamente se sumaron a la iniciativa provincial sin saber de la cruel paradoja que les plantearían las leyes santafesinas. En la ciudad de Santa Fe, durante casi dos años cuidaron a “Kiki”, un niño de un año de edad al que la Subsecretaría de la Niñez retiró de la casa de su madre biológica por el riesgo que significaba para su integridad y se los entregó para su guarda sin fines de adopción, tal como prevé la normativa del programa.

Pero como tal ocurrió en otros casos, el paso del tiempo generó un vínculo afectivo muy fuerte y el matrimonio solidario aspiró a adoptar al pequeño, el cual les fue retirado por el estado provincial. Si bien el caso tiene similitudes con el de “Peque” en Villa Constitución hay diferencias sustanciales, por ello Sergio y Cristina declinaron la invitación de la familia Monduzzi a participar de la actividad desarrollada en nuestra ciudad, en la Plaza de la Constitución, el lunes 9 de abril.

“El dolor es igual, porque lo criaron, porque Peque los ve como sus papás a Gustavo y a su señora, a los hijos los ve como sus hermanos. En el caso de Kiki, no está dado en adopción. Lo terrible es que fue sacado del seno de su familia, de su centro de vida y fue llevado a otra familia solidaria”, explicó Sergio a Diario EL SUR. Ese es el hecho que marca la diferencia con el caso de Villa Constitución, ya que Peque fue entregado en adopción junto a sus tres hermanos a un matrimonio de Roldán.

 

Guarda preadoptiva

“El pedido de guarda preadoptiva -continuó Sergio- se hizo cuando Kiki estaba con nosotros, por eso el dolor es el mismo pero las situaciones no son similares. Nosotros tenemos en la Justicia de Familia la situación de fondo, que es la guarda preadoptiva de Kiki y de su hermanito, que está pedida y no se rechazó. No nos dijeron que si pero no lo rechazaron”. Este es otro de los puntos esenciales que diferencian la situación de ambos casos.

Cabe recordar que el lunes 9 de abril se realizó un encuentro en la Plaza de la Constitución convocado por la familia Monduzzi para seguir reclamando por la restitución de Peque, a quien tuvieron en guarda desde los 34 días de vida hasta los 15 meses de edad, cuando el programa Familias Solidarias prevé un máximo de 6 meses. Pese al pedido de guarda preadoptiva el niño fue dado en adopción.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Conducía alcoholizado y llevaba una chica en el baúl del auto 2 Donó un millón y medio de pesos a CO.DIS.CO. antes de suicidarse 3 La peregrinación a San Nicolás ingresará a Villa por el Chapuy 4 Prisión preventiva para acusado de abusar de una discapacitada 5 “Vivo pidiendo orden, y acepto que me equivoqué”