Despidos en el Rivadavia sin causa ni indemnización

Dos personas denuncian que fueron apartados de sus puestos de trabajo por pertenecer a la “Lista Azul”, línea opositora a la actual conducción del sindicato. La tercera hacía 30 años que prestaba servicios en el sanatorio.  

Zulma Torres, José Casco y Alejandra Giménez fueron despedidos hace casi un mes.

Tres trabajadores de la UOM  local que prestaban servicios en el Sanatorio Rivadavia fueron despedidos hace casi un mes, sin motivos justificados ni pago de la indemnización correspondiente. Dos damnificados denuncian que fueron apartados de sus puestos de trabajo por pertenecer a la “Lista Azul”, línea opositora a la actual conducción del sindicato. La tercera hacía 30 años que trabajaba allí.

“Hasta el momento no nos pagaron nada, siendo que legalmente nos tendrían que haber pagado al cuarto día hábil de haber sido despedidos y cuando se hace el telegrama por medio de un abogado, éste los intima a pagar en 48 horas. Cosa que no sucedió”, contó la enfermera que luego pasó a ser empleada administrativa Alejandra Giménez a Grupo del Sur, quien el 2 de enero cumplió 30 años de servicio en la institución de salud.

Reducción de personal fue el  motivo de despido que le informaron a la ex empleada. “Me sorprendió esta decisión, tengo un legajo impecable. A otros despidieron porque eran amigos o conocidos de otras listas políticas, pero entré hace 30 años, no conozco a ningún sindicalista y no tengo nada en contra para decir de ellos”, agregó.

Según explicó la ex trabajadora, los despidos deberían hacerse a personas con menor antigüedad, según normativas aplicadas para ese despido. “En la oficina de facturación donde yo estaba trabajando hay gente con mucha menos antigüedad que yo”, dijo y recordó que ella es enfermera y en el año 2015 la cambian al área de facturación por un problema de salud.

“Yo tenía puesta la camiseta del Sanatorio y llegué a proponer cuando estaba todo mal, trabajar gratis los fines de semana y que me lo devuelvan con días”, recordó.

El gremio que ampara a estos trabajadores presentó un pedido para que les restituyan los puestos de trabajo, o bien los indemnicen como corresponde; “pero hasta ahora no tuvieron respuesta”.

 

Por ser de la otra lista

José Casco hacía 5 años que trabajaba en Mesa de Entrada del Rivadavia y le informan que se quedaba sin trabajo “por falta de confianza a la empresa. Es un artículo para despedirte y no abonarte nada; pero nunca comprobaron nada, ni hubo alguna presentación”, dijo y aseguró que se trata de una cuestión política por ser de la línea opositora. “Yo tuvo una discusión con el hermano y el papá de Pablo González (secretario general de la UOM local)”, recordó.

Casco denuncia que hay al menos 10 personas que fueron desvinculadas de la empresa y sólo una estaría cobrando su paga. En su caso no aceptó la paga porque era “el 30% de lo que me corresponde”.

 

Estaba de vacaciones

Zulma Torres estaba de vacaciones, y dos días antes de reincorporarse al trabajo recibió el telegrama de despido. “La razón que me dieron fue reducción de personal y porque soy hermana de…”, dijo haciendo mención a su hermano José Luis Torres de la Lista Azul. “Pero yo jamás hice política con mi hermano, siempre fui a trabajar porque yo soy sostén de familia y realmente necesito el trabajo”, agregó la ex empleada que comenzó de mucama y luego pasó a ser cocinera. Hacía cinco años que trabajaba en el sanatorio.

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Un motociclista falleció al chocar de frente con un auto 2 Hallaron el cuerpo del joven desaparecido en una laguna 3 De siete detenidos por robos seis recuperaron la libertad 4 En tres días un menor cometió media docena de delitos 5 Saquearon el Loteo Don Carlos