Allanaron una gestoría por una millonaria defraudación

La Justicia federal sigue los pasos de una posible organización destinada, entre otros delitos, a la inscripción ante AFIP-DGI, de personas físicas que tendrían como única finalidad la generación de facturas apócrifas por lo que se trataría de una asociación ilícita tributaria. También se investiga la confección de documentos de identidad y pasaportes falsos.

Personal de Gendarmería custodió el allanamiento realizado por los sabuesos de la AFIP.

Un allanamiento en el marco de una causa por presuntas estafas y una millonaria defraudación tributaria se llevó a cabo en la vivienda de un gestor de nuestra ciudad y en su oficina comercial, ambos inmuebles situados en Presbítero Daniel Segundo al 1000. El procedimiento tuvo lugar en la mañana del martes y fue efectuado por personal de la AFIP-DGI conjuntamente con efectivos de Gendarmería Nacional de Villa Constitución y Cañada de Gómez.

La medida fue ordenada por el Juzgado Federal de Primera Instancia en lo Criminal y Correccional Nº 2 de San Nicolás, a cargo del juez Dr. Carlos Villafuerte Ruzo, secretaria penal Nº 1 del Dr. José Pendino. El gestor villense es Carlos Danti quien se encuentra vinculado a una causa caratulada como “KIRSTEIN, Federico Guillermo sobre Inf. Ley 24.769”, normativa que pena delitos tributarios.

Kirstein es mencionado en la investigación como socio de Danti, y también se allanó su domicilio situado en calle De Las Artes al 1300 de San Nicolás. A ambos se los acusa de estafas y de generar usinas de facturas apócrifas. “En esta causa un particular ha hecho una denuncia en la que está interviniendo la AFIP Región Mercedes. Lo que se investiga es una asociación ilícita tributaria”, confirmó a Diario EL SUR el Dr. José Pendino.

 

Engaño

“Habrían utilizado distintas personas inscribiéndoles ante la AFIP para justificar facturaciones de microemprendimientos por valor de aproximadamente 35 millones de pesos”, indicó el Dr. Pendino. La operatoria se basaba en convencer a distintas personas a inscribirse en la AFIP a cambio de dinero para diversos emprendimiento productivos y luego utilizar sus datos para fraguar facturas y obtener créditos fiscales en base a servicios y obras que en realidad no se realizaban.

La denunciante, Daniela Dublores, explicó que en abril del año 2017, el señor Kirstein, “le ofreció inscribirse ante la AFIP-DGI a cambio de dinero que supuestamente sería para microemprendimientos. A su vez, le dijo que si hacía lo mismo con otras personas, les pagaría no sólo a éstas, sino que ella también recibiría dinero”. Así fue como esta mujer inscribió ante el ente recaudador a su hermano y a otras personas.

Dublores, al acompañar a una de esta personas a inscribirse en AFIP-DGI, “tomó conocimiento que con su nombre y el de todas las personas que había hecho inscribir hasta ese momento, se habían emitido facturas por alrededor de $35.000.000, situación que ella desconocía por completo”, expresó en su denuncia.

Durante el allanamiento se procedió al secuestro de documentación.

Estafas

Además  la denunciante indicó que Kirstein, “junto a su socio Carlos Danti, habrían realizado diversas maniobras de estafas” entre ellas la confección de documentos de identidad y pasaportes falsos y “que obtienen créditos a nombre de jubilados, sin que los mismos tengan conocimiento”. No sólo ratificó la relación existente entre los dos acusados por ella sino que aseguró que Danti le ofreció dinero “para callarse y quedarse tranquila”.

Como consecuencia de esta denuncia la Fiscal Federal de San Nicolás,  Dra. María Paula Moretti, ordenó que se iniciaran tareas de inteligencia sobre los sospechosos a fin de determinar “la existencia de una posible organización destinada, entre otras, a la inscripción ante AFIP-DGI, de personas físicas que tendrían como única finalidad la generación de facturas apócrifas, permitiendo a los adquirentes de dichas facturas registrar un crédito fiscal o un gasto inexistente”.

Para la fiscal esta organización buscaría personas para inscribirlas ante el organismo recaudador como contribuyentes, confeccionando toda la documentación necesaria para simular la real existencia de las mismas.

 

Desconocimiento

Lo llamativo es que en varios casos las personas que fueron acompañadas para inscribirse admitieron antes los funcionarios no poseer los elementos necesarios para realizar los supuestos microemprendimientos y alegaban desconocer el procedimiento de facturación. Así una mujer que concurrió a la oficina de la AFIP junto a Dublores  para inscribir un microemprendimiento de transporte en general manifestó que no poseía camiones y que no sabía cuánto iba a cobrar.

Caso similar fue la de un hombre al que Kirstein acompañó a la delegación de AFIP-DGI San Nicolás para que se inscribiera para emitir facturas tipo A y así efectuar trabajos de construcción de alcantarillas. Esta persona señaló que esos trabajos “se los conseguía el Sr. Kirstein, que él no poseía ni auto, ni bienes de uso, ni herramientas para realizar los trabajos, pero que utilizaría los que Kirstein le daría”. Agregó que era Kirstein quien sabía de “estas cosas, yo sólo vine con él”.

El allanamiento en nuestra ciudad fue en Daniel Segundo entre el 1009 y el 1015.

Investigación de la AFIP

A la par, la AFIP-DGI Regional Mercedes había iniciado una investigación similar a través de la cual se comprobó que a nombre de Daniela Dublores, durante el periodo 04/2017 a 07/2017, se habían emitido 326 facturas electrónicas por un total de $7.527.660,81; respecto de Claudio Dublores, por el mismo período, se emitieron 419 facturas electrónicas por $9.962.054 y en relación a Griselda Taboada (una de las personas inscriptas por Dublores), durante el período 06/2017 a 07/2017, se emitieron 147 comprobantes por un total de $2.955.837. Facturación que era absolutamente desconocida para estas personas.

 

IP delator

Con el avance de la investigación y en base a datos suministrados por las empresas prestatarias del servicios de internet se constató que las IP desde las cuales se habían realizados las autorizaciones para la impresión de facturas o presentación de declaraciones juradas de las usinas, en algunos casos su titular era Carlos Danti.

Como resultado de toda la información recabada por los pesquisas y avisada de la existencia de nuevas usinas de facturación a nombre de otras personas, la fiscal ordenó el allanamiento de los domicilios de los sospechosos y el secuestro de computadoras como así también de todo tipo de documentación y elementos de interés para la causa.

Así fue como el martes, a partir de las 9, se llevaron adelante allanamientos en forma simultánea en los domicilios de Kirstein y de Danti, solicitado este último a través de un exhorto tramitado ante el Juzgado Federal de Rosario. Según lo dispuesto por el juez Villafuerte Ruzo se debía enviar a la Dirección Regional Mercedes de la AFIP-DGI todo lo secuestrado a excepción de los elementos vinculados con la falsificación de DNI o pasaportes, u otra documentación que no sea de análisis tributario, los cuales debían ser remitidos a la Fiscalía Federal de San Nicolás.

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Atroz caso de trata de persona vinculado a nuestra ciudad 2 Buscan a peligroso menor que violó su arresto domiciliario 3 Bomberos villenses en la tragedia de Pueblo Esther 4 Perdió la vida Pablo Damuchi al volcar con su automóvil   5 Camión con semirremolque cayó desde el  puente de Empalme