Los “Tiburones del Paraná” volvieron a honrar la vida

Fueron 30 horas de nado en General Alvear, con una compañía muy importante, “Los Tiburones del Atuel”. En caravana marcharon 4 colectivos llenos y 17 autos. Los Tiburones siguen haciendo historia.

Como comienzo de los festejos por los 20 años del “Proyecto Tiburones”, la ciudad de General Alvear se vio invadida de “tiburones” que participaron de un maratón a nado de nada más ni nada menos que 30 horas que se desarrollaron en el polideportivo de la ciudad de General Alvear, tratándose de un nado solidario, y sin dudas un gran evento que reunió a innumerables nadadores y que este año también convocó a más de 300 personas pertenecientes a Los Tiburones del Paraná, que llegaron para participar del evento.

El maratón estuvo organizado por el “Proyecto Tiburones del Paraná” de Arroyo Seco que reúne a nadadores de toda la región; y la Fundación “PEUMAYEN – CÓ Lugar Soñado de Agua”, de General Alvear, Mendoza, contó con el apoyo de la Municipalidad de Arroyo Seco, la de General Alvear y los Gobiernos provinciales de Santa Fe y Mendoza.

“Es increíble ver lo que hacen en el agua con los chicos”, destacó Ariel Pellegrina, referente de Los Tiburones del Atuel, “vemos bebés hasta edades adultos, tienen un rango de edad increíble, esas cosas tratamos de imitarlas acá”, dijo.

 

Caravana

Todo comenzó como ya nos tienen acostumbrados en cada uno de sus viajes, con una gran caravana, la fiesta no esperó hasta llegar a Mendoza, comenzó, como era necesario, mucho antes.

Los Tiburones son así, son multitudinarios, y eso se ve en cada una de las experiencias. En este caso, partieron rumbo al destino 4 colectivos llenos y 17 autos, en caravana llegaron a Mendoza para ser recibidos, cálidamente, por los “Tiburones del Atuel”. Extraordinario.

 

Nado solidario

Una multitud. Así podría definirse la largada y también el arribo, ya sobre el final de esta travesía de nado. Mirando todo el tiempo desde el borde la largada, el nado y la llegada, de cientos de nadadores que, ininterrumpidamente, lo hicieron durante 30 horas. Todo comenzó a las 10 de la mañana del sábado hasta las 16 del domingo, cuando finalizó con un gran acto, hubo gente nadando para completar estas 30, durante la noche se pudo apreciar la participación y el compromiso de los participantes, que no se vieron amilanados por el cansancio sino que le hicieron frente y se fortalecieron ante él. Además durante todas esas horas la gente se acercó para realizar la donación de cajas de leche larga vida que serán destinadas a la Fundación Oportunidades.

En 30 horas pasan muchas cosas, y no es posible redactar todo, cada sentimiento, cada sensación, cada historia, cada gesto. Eso le queda en la memoria y en el corazón a los que tuvieron la dicha de estar allí. Porque como siempre decimos, tratar de plasmar en palabras las emociones que despiertan los Tiburones resulta una misión imposible. Sí intentamos acercarlos a los hechos, por eso contamos lo más claro posible lo que allí se vive.

Recuerdos importantes como los bebés en el agua, que se movían como anguilas, al fin “cachorritos” de tiburones, mostrando que ellos también quieren su lugar en estos desafíos.

Y también los nadadores en sillas de rueda que, dejando su herramienta de traslado en la orilla, en brazos de sus Profes, auxiliares y padres se adentraban lentamente al agua, de día o de noche, no importaba la hora, para cumplir su turno de nado. En fin, perseverancia.

Banderas flameando y sillas de ruedas vacías, ya que sus ocupante estaban en el agua. “Lástima no haber tenido una cámara a tiempo para esa foto, hubiese sido impresionante”, se lamentó Huerga.

 

Familia

Párrafo aparte para los familiares. Es cierto que “Los Tiburones” es un proyecto colectivo y en donde están involucradas las personas con discapacidad y sus familias, y las personas sin discapacidad y sus familias, ahora sumado los de General Alvear, bastaba echar un vistazo para ver aquí y allá papás, mamás, tíos abuelos, todos colaborando: unos poniendo banderas, otros acomodando pasacalles o dando una mano en donde sea: preparar las mesas, la comida, repartir frutas y,  los que no podían hacer una actividad porque todo estaba cubierto, en la desesperación por hacer algo, se acercaban con un mate tibio y rico ofreciéndolo a modo de camaradería, a los que estaban en acción.

 

Declaraciones

Por su parte el intendente Walter Marcolini, destacó la tarea que se realiza, “este trabajo por la inclusión y haciéndolo sentir” dijo, a la vez que deseó “que año a año siga creciendo, en esta oportunidad hay un marco increíble”.

Patricio Huerga, coordinador de Los Tiburones del Paraná, destacó la atención recibida al igual que la tarea que se realiza, “esta es una herramienta de integración social, nuestros veinte años de trayectoria están basados sobre eso, a través del deporte cualquiera aprende a superarse a sí mismo, a pesar de que la natación es individual, nosotros lo hacemos grupal”.

Victoria Echevarría, es integrante de Los Tiburones del Paraná y coordinadora de la Juventud Tiburonera, se mostró muy contenta con lo hecho en General Alvear, destacando la inclusión de estos eventos: “Todos podemos nadar, en Arroyo Seco entrenamos por edades, ya sea con discapacidad o sin discapacidad, con los mismos profes, y en cada experiencia lo demostramos, esto demuestra que hay inclusión y espero así como se refleja en esta pileta, haya inclusión en todos lados”.

Comentarios:

Lo más leído

1 Narco recibió a los tiros a Gendarmería y fue detenido 2 Este domingo se realizará el Pre-Diamante 2019 en Pavón 3 La Capilla del Barrio Sur de Empalme festeja sus 50 años 4 Giacomino impulsa importantes reformas en el Código Procesal Penal de Menores 5 La Provincia se sumó a la iniciativa local del “Día Elegido”