Violento robo en un autoservicio

En la noche del viernes tres asaltantes ingresaron a  un autoservicio ubicado en Daniel Segundo y 9  de Julio, portando armas de fuego y un cuchillo.

La cajera del comercio fue amenazada con una escopeta y con un cuchillo.

Tres delincuentes armados y con los rostros cubiertos irrumpieron el viernes por la noche en el local de Autoservicios Arizaga situado en barrio Hoppe, en Presbítero Daniel Segundo y 9 de Julio, tras amenazar a los empleados huyeron llevándose la recaudación y los teléfonos celulares de sus víctimas y uno perteneciente al comercio. Los asaltantes se movilizaban a pie y dado que cubrían sus rostros con capuchas tanto el propietario del negocio como los investigadores policiales tienen la certeza que se trata de personas conocidas y domiciliadas en las inmediaciones.

El robo fue perpetrado entre las 20.30 y 20.40 del viernes “en un momento de bastante movimiento porque había una velada en la escuela Cristo Rey y nosotros estamos a una cuadra”, comentó ayer a Diario EL SUR Guillermo Arizaga, titular del comercio asaltado. “En un momento salió un cliente y al toque ingresaron tres muchachos encapuchados, uno con una escopeta recortada, otro con una pistola y otro con un cuchillo”, detalló el comerciante.

“El de la recortada y el del cuchillo se quedaron en la caja y el de la pistola se fue atrás. Golpeó en la espalda a la chica de la fiambrería diciéndole cómo no tenía más plata, se ve que le pedía la plata personal”, señaló Arizaga. “A  esa chica le sacaron la plata de ella y su celular, en la caja

sacaron la plata de la registradora, golpearon el escáner y se llevaron también el teléfono de la cajera y uno del negocio. Fue más que nada el susto y tenemos que conformarnos con que no fue una tragedia”, manifestó con desazón.

Asimismo estimó que serían delincuentes que residen en la zona dado que actuaron encapuchados. En ese sentido indicó que “se está dando mucho que en Villa ya no nos conocemos tanto y normalmente los robos los hacen a cara descubierta y en esta ocasión fueron con capucha así que pueden ser conocidos”.

 

Por el descampado

En cuanto a la irrupción precisa al momento en que se fue el único cliente hace presuponer que los asaltantes aguardaban en las proximidades el momento para actuar. “Deben haber estado enfrente, en el campo, mirando el movimiento y vieron que justo entró una persona y cuando salió se metieron”, especuló Arizaga.

“La Policía, cuando le avisaron lo que había pasado, actuó rápido. La llamaron los vecinos que se portaron muy bien con nosotros; incluso que gente que pasaba y vio la situación se volvieron a sus casas y llamaron por teléfono a la policía”, detalló Arizaga. “Pero es lo que pasa siempre, tenemos el campo ahí y tienen bastante tiempo para moverse y desaparecen. Según lo que comentaron las chicos no tenía ningún móvil como para irse sino que se cruzan para el campo y lo usan bastante bien”, remarcó.

Los delincuentes huyeron del comercio y se internaron en un descampado.

 

FIN DE SEMANA

Un asalto y tres escruches

Entre sábado y domingo fueron denunciados un asalto a mano armada a un comercio de barrio Amelong y tres robos a viviendas, dos de ellos en el Centro y uno en Cardinalli.

Un robo a mano armada y tres escruches ocurrieron durante el fin de semana en distintos puntos de la ciudad. El hecho más grave sucedió en la noche del sábado en un comercio ubicado en la esquina de Yapeyú y Maipú, en barrio Amelong. Alrededor de las 23.30 llegaron al saló de ventas dos individuos, uno de los cuales permaneció en el exterior mientras que el otro ingresó exhibiendo un arma de fuego y amenazando a la empleada.

La víctima atinó a guarecerse detrás de una estantería por lo que el delincuente tomó la recaudación de la caja registradora, aproximadamente 5 mil pesos y el celular de la empleada, para luego huir a la carrera junto a su cómplice con dirección al norte. Al lugar del hecho asistió personal de la Comisaría 1ª y de la Policía Científica.

En cuanto a los escruches, uno de ellos tuvo lugar en la tarde del sábado en General López al 1800, donde una mujer se encuentra al cuidado de la vivienda. Al notar el robo llamó al 911 y cuando se presentó personal policial le informó que se ausentó del domicilio a las 13 y regresó cerca de las 14.30 para descubrir que por una puerta trasera ingresaron ladrones que provocaron un gran desorden y se llevaron dos televisores LCD de 32 pulgadas y un reproductor BluRay.

Ya en la madrugada del domingo se denunció otro hecho similar, en este caso en 12 de octubre al 1800, en barrio Cardinali. En este caso los dueños de casa se ausentaron entre las 21.30 del sábado y las 2 del día siguiente. Al regreso notaron un gran desorden en la habitación matrimonial y violentada una puerta trasera. Según detallaron, los ladrones les llevaron una escopeta calibre 16-70 marca Arca, 13 mil pesos en efectivo, un celular marca Samsung J-7, un celular marca TCL y varias alhajas de oro.

El domingo por la noche sucedió otro robo con las mismas características en Entre Ríos al 600. Aquí la dueña de casa se ausentó entre las 19.40 y las 22.40 pero al igual que en los casos anteriores los malvivientes ingresaron por una puerta trasera y dejaron un gran desorden en el interior. La víctima denunció la faltante de dos tabletas, una marca Bangho y la otra BGH, y 5 mil pesos en efectivo.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Violenta agresión en una estación de servicios 2 Heroico rescate de dos mujeres atrapadas en un incendio   3 Adhesión al feriado administrativo del 15 de noviembre 4 Detuvieron a un vendedor de marihuana en barrio Galotto 5 Atropelló a dos motociclistas y huyó pero dejó su patente