Riberas y Central Argentino dejaron la serie abierta

En el partido de ida de los cuartos de final del reducido, la Academia y el Lobo igualaron 2 a 2. La historia se definirá en Fighiera. En tanto, Unión y Porvenir Talleres dieron un paso gigante al ganar en condición de visitante.    

Riberas consiguió el empate sobre el final y dejó la serie abierta.

La expectativa era enorme. Riberas volvía a disputar el reducido después de varios torneos y el encuentro de ida de cuartos de final se llevaba adelante en su estadio, frente a su gente, donde enfrentaría a Central Argentino, ganador de la zona C y uno de los grandes candidatos a pelear este certamen.

La suspensión de Natanael Pereyra obligó a realizar variantes. Miguel Bronzone se ubicó en la zaga central, dejando a Franco Vega en la mitad de la cancha, que había tenido muy buenos encuentros desde su ingreso, acompañado por Ulloa, que con Reynoso y Lasca por los costados intentaba asistir a la delantera Álvarez-Lovotti, ya consolidada por su buen andar en el torneo.

Enfrente estaba uno de los equipos más sólidos del campeonato, que había enfrentado a cuatro candidatos en la zona de grupos y se había quedado con el primer lugar, perdiendo solamente un encuentro. Dos líneas de cuatro, solidez defensiva, orden y buenos jugadores hacían del Lobo un rival muy difícil de enfrentar.

El pitazo inicial marcó el arranque de un encuentro prometedor, pero que apuntaba a ser más cerrado. Por eso, los primeros quince minutos fueron un round de estudio, trabado y sin sorpresas, donde Zaza Reynoso tuvo la única jugada de riesgo con un remate de media distancia que pasó cerca pero que estaba bien controlado por el arquero.

A pesar de la fricción y lo trabajado del encuentro, el trámite tenía un ritmo frenético que le ponía emoción dramática a cada minuto de una verdadera final. Pero el local dio un paso en falso, y Central Argentino no perdonó; con un bochazo largo de la defensa, el Lobo encontró los huecos que se le estaban negando. Enzo Álvarez recibió por la izquierda y controló el balón con gran clase, superó a su marca por afuera y puso la pelota pegada al palo cuando Castillo salió a atorarlo. Fue la apertura del marcador, y el arranque de un encuentro totalmente distinto.

No pasaron ni cinco minutos, que el visitante volvió a lastima. Otra vez, por el sector izquierdo, con una contra que volvió a encontrar mal parada a la defensa ribereña. Castillo tuvo la primera de muchas atajadas importantes en el partido, y la jugada terminó con un remate de media distancia que pasó cerca. Ordenado, sólido e impermeable, Central Argentino ganaba bien cuando llegó el primer tercio del partido.

Las acciones para la Academia se tornaron más difíciles todavía cuando sufrió la baja de Franco Vega, que dejó el campo de juego con una lesión en la rodilla. Optando por tener más el control de la pelota, Scheggia mandó a la cancha a Maradona.

Riberas intentó ser corto y presionar arriba, pero el visitante lo lastimó cada vez que encontró espacios y sobre todo cuando jugó en largo. El Lobo terminó dominando las acciones en el final de la primera mitad, jugó lejos de su arco y con posibilidades para ampliar la diferencia. Yendo de menor a mayor, terminó adaptando el partido a su juego.

Consciente de su superioridad, el conjunto visitante salió a aumentar la diferencia en el arranque de complemento, pero Castillo evitó con una doble tapada lo que sería el segundo gol. Y en la contra, la Academia llegó a la igualdad.

Jesús Lasca fue clave en el gol del empate ribereño.

Lasca combinó precisión y velocidad para encabezar el ataque, donde había igualdad numérica. Mientras los delanteros arrastraban las marcas, Reynoso pasó a toda velocidad por el sector derecho. El pase fue preciso, y lo dejó cara a cara con el arquero, para que el volante le rompa el arco con un remate fortísimo. Todo como al principio. Riberas obligaba a barajar y dar de nuevo.

Luego del empate, el desarrollo del encuentro se volvió más trabado. Central Argentino ya no dominaba y la Academia comenzó a manejar mejor la pelota y a llegar con más frecuencia, pero sin jugadas claras.

El cronómetro tuvo que marcar 20 para que llegue un nuevo desnivel en el marcador. Involuntariamente, Bronzone tocó la pelota con la mano dentro del área cuando estaba en la marca de Micheletti. El árbitro, de buena labor, no dudó en cobrar penal. Micheletti, goleador, colocó la pelota cerca del palo derecho de Castillo, que adivinó pero fue tan esquinado que no llegó. Otra vez, el Lobo pasó al frente.

A partir de ese momento, Central Argentino tuvo todo para ampliar la diferencia y volvió a mostrarse superior y a encontrar espacios. Para esto, retrasó a Verdera en el campo de juego con la intención de que manejara las acciones con la cancha de frente, y entró Maxi Hetze en la delantera.

La historia se definirá en Fighiera
el próximo fin de semana.

El propio Hetze tuvo una clara tras una buena asistencia de Enzo Dioi. El delantero se anticipó  a Castillo y se llevó la pelota por el sector derecho, pero no pudo definir. Un minuto más tarde, Álvarez tuvo otra clara por el sector izquierdo y obligó a responder al arquero, que ya era una de las grandes figuras de la tarde.

A los 28, otra vez, Castillo le volvió a ganar el duelo personal a Maxi Hetze con un mano a mano donde el arquero respondió muy bien. Central Argentino desperdició jugadas frente a un conjunto local que iba con todo por el empate y dejaba espacios atrás.  Y no lo pudo liquidar.

A falta de tres minutos para el final, la Academia tuvo una clarísima con una pelota parada que terminó con un cabezazo de Robaina, quién se elevó de la mejor manera en el área, le ganó a su marca y le cambió la trayectoria a la pelota, que finalmente terminó pegando en el travesaño.

Fue sólo un aviso de lo que pasaría minutos más tarde. El árbitro había adicionado tres y en la última jugada del encuentro, Denis Acosta, que entró muy bien en el segundo tiempo, se metió en el área por el sector derecho y fue derribado. Penal, que Maradona se encargó de cambiar por gol para darle un valioso empate a la Academia.

La serie quedó más abierta que nunca y se definirá en Fighiera, donde cualquier cosa puede pasar. 90 minutos imperdibles definirán la historia el próximo fin de semana. El Lobo y la Academia van por un lugar en las semifinales.

Central Argentino tuvo varios momentos de buen fútbol.

Talleres y Unión dieron un paso importantísimo

El torneo entró en su etapa de definición y los candidatos volvieron a pisar fuerte en cuartos de final. Porvenir Talleres y Unión, que jugaron las últimas dos finales y son los dos mejores clasificados del torneo, sacaron importantes diferencias en el encuentro de ida al conseguir triunfos en condición de visitante.

Porvenir Talleres, mejor clasificado, se midió con Libertad de General Lagos y se trajo un triunfo por 3 a 2. Gabo Rojo fue el encargado de abrir el marcador sobre el final del primer tiempo para encaminar el resultado triunfal.

Ya en el complemento, Rodrigo Álvarez volvió a mostrar su faceta goleadora para marcar el segundo. Entrando en la parte final del partido, Héctor Correa, goleador del Rombo, marcó el descuento.

Otra vez, Álvarez fue el encargado de convertir el tercer tanto tras una buena jugada de Gustavo Figueroa por el sector izquierdo. El carrilero fue clave como durante todo el año. Ya con el tiempo cumplido, Carlos Ramírez acortó diferencias y le dio vida al Rombo, que deberá obtener una victoria en La República para seguir con vida en el torneo.

El fin de semana que viene se definirá la historia y Porvenir Talleres se perfila para estar nuevamente entre los cuatro mejores nuevamente.

El otro gran candidato, Unión, ganó con mucha autoridad en Empalme y dio un gran paso al sacar dos goles de diferencia en una cancha muy difícil, pero que últimamente le ha sido bastante favorable.

El conjunto de Joel Callegari se llevó el triunfo por 2 a 0 con un doblete de Joel Arriola y dio un gran paso hacia semifinales, siendo el único equipo en los cuatro partidos que obtuvo más de un gol de diferencia en la serie.

De esta manera, tiene medio pie adentro de semifinales, donde, en caso de acceder, tendrá la ventaja de poder definir en condición de local. En tanto, el Canalla intentará revertir la historia en Arroyo Seco para seguir adelante en el torneo y conseguir una victoria por dos goles para llevar la historia al alargue.

 

El Picante y una leve ventaja sobre Bogado

En tanto, ASAC y Mariano Moreno disputaron una de las series más esperadas de los cuartos, porque la paridad y la historia reciente que tienen los dos equipos lograron que la expectativa sea enorme.

En esta ocasión, el Picante se llevó un triunfo vital con un tanto de  Ivan Heinzmann y otro de Carlos Solari, mientras que Fabio Monjes fue el autor del único gol del Rojo en la serie, que está más abierta que nunca y se definirá en Bogado.

 

Cuartos de final- Resultados

Encuentros de ida

Riberas              2             C.Argentino          2
Goles: Maximiliano Reynoso, Sergio Maradona (RIB) Enzo Álvarez, Franco Micheletti (CA)
Terna arbitral: Matías Santiago, Luciano Tibolla y Leonel Franco.

Libertad               2             P.Talleres            3
Goles: Carlos Ramírez, Héctor Correa (LIB) Rodrigo Álvarez -2-, Jesús Rojo (PT)
Terna arbitral: Alexis Patterer, Daniel Torres y Martín Cardoso.

E.Central             0             Unión                   2
Goles: Joel Arriola -2- (UNI)
Terna arbitral: David Luzzi, Cristian Magno y Juan Alarcón.

ASAC                     2             M.Moreno         1
Goles: Ivan Heinzmann, Carlos Solari (ASAC) Fabio Monjes (MM)
Terna arbitral: Sebastián Romero, Bruno Loero.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Violenta agresión en una estación de servicios 2 Heroico rescate de dos mujeres atrapadas en un incendio   3 Adhesión al feriado administrativo del 15 de noviembre 4 Detuvieron a un vendedor de marihuana en barrio Galotto 5 Atropelló a dos motociclistas y huyó pero dejó su patente