Bajo lluvia y granizo pasó la peregrinación a San Nicolás

En el marco de un clima adverso miles de peregrinos pasaron por Villa Constitución rumbo a San Nicolás. A la lluvia y el granizo se sumaron fuertes vientos y hasta un prolongado corte de luz que los obligó a caminar completamente a oscuras. Gran labor de los trabajadores municipales que asistieron a los caminantes.

Con paraguas e improvisados pilotos los peregrinos marcharon bajo el aguacero.

Una multitud estimada en 10 mil peregrinos unió a pie el fin de semana Rosario con San Nicolás en la 24ª peregrinación al santuario de la Virgen del Rosario y que pasó por nuestra ciudad en las primeras horas del domingo, bajo una intensa lluvia a la que por momentos se sumaba el granizo. Asimismo en parte del trayecto marcharon en absoluta oscuridad por un corte de energía eléctrica que afectó la zona comprendida entre los barrios Malugani y Sagrado Corazón.

Si bien el horario de salida del grueso de la columna era el de las 15, ya desde la mañana del sábado, peregrinos solitarios o en grupo recorrían el camino en una riesgosa experiencia ya que a esa hora el tránsito vehicular todavía estaba habilitado. A primeras horas de la tarde comenzaron a montarse todo tipo de puestos de venta de comida a lo largo de la ruta 21 en Pavón  y Empalme, mientras se disponían también los espacios sanitarios para asistir a los caminantes.

A partir de las 20 se interrumpió la circulación vehicular en la ruta 21 en sentido hacia Rosario, en el puente sobre al arroyo Pavón y poco a poco la peregrinación comenzó a llegar a ese punto, con la imagen de la Virgen precediendo la columna. Bajo un aguacero inclemente los peregrinos arribaron a Villa Constitución a las 2.30 del domingo, en el marco de un importante operativo de seguridad, e hicieron un alto en la escuela San Pablo para reponerse y luego de media hora reiniciar la caminata hacia San Nicolás.

En la Escuela San Pablo los caminantes trataban de recuperarse del agotador esfuerzo.

Municipales

“Quiero agradecer muy especialmente a todos los empleados municipales por la labor desempeñada el sábado a la noche y el domingo por la madrugada”, expresó ayer el secretario de Gobierno y Convivencia Ciudadana del municipio villense, Alejandro Longo. “Había que ver al empleado trabajando bajo la lluvia, asistiendo al peregrino, todo mojado de pies a cabeza, si bien tenían los elementos de vestimenta, pero una vez que el agua pasa, pasa. Y en muchos lugares hasta arriesgaba su integridad física”, puntualizó el funcionario.

Al respecto Longo destacó que como consecuencia del temporal se registró un corte de energía eléctrica a lo largo de ruta 21 entre los barrios Malugani y Sagrado Corazón. “Era una boca de lobo por donde se desplazaban los peregrinos. Fue muy peligroso, la lluvia, la oscuridad y el personal municipal estuvo asistiendo permanentemente ese trayecto y a su vez también, en la zona fabril, se instaló Protección Civil con una carpa donde se asistía a los peregrinos con todo lo que necesitaran”.

En ese sentido Longo señaló que se atendió a una importante cantidad de peregrinos por las consecuencias “de la gran caminata, las piernas, los pies, por momentos estuvieron muy lastimados. Con personal de Protección civil que vino de la provincia, más personal de Salud y de la Municipalidad, se pudo atender a todos”. Finalmente el funcionario abogó para que el próximo año la manifestación de fe “se pueda realizar sin arriesgar a la gente como se hizo este año en una ruta en la que no había luz, donde había lluvia, caía piedra”.

 

Llegada a San Nicolás

En tanto desde San Nicolás Diario El Informante detalló que “En un operativo conjunto entre policía y municipalidad, se realizaron un total de 44 cortes en distintas arterias y se dispusieron 10 colectivos para el traslado de los que iban llegando. El arribo de los fieles se desarrolló con total normalidad, a pesar de la abundante lluvia que provocó el anegamiento de varias calles. De acuerdo al relevamiento de la Departamental Policial se calcula que llegaron a San Nicolás unas 10 mil personas aproximadamente”.

Por su parte el periodista de La Capital, Ubaldo “Pato” Mauro contó que “pese a la lluvia y los fuertes vientos que se abatieron sobre la región en la noche del sábado y que durante la madrugada del domingo lograron desalentar a muchos caminantes, a las 7 el interior del santuario nicoleño de la Virgen del Rosario aparecía literalmente cubierto con los cuerpos en reposo de los peregrinos que trataron de vencer la inclemencia climática y se adelantaron a la llegada del vehículo que trasladaba la imagen sagrada desde Rosario”.

 

 

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Allanamiento por presunta estafa con actividades de capacitación 2 Policía Federal estuvo en Villa por el caso Maldonado 3 Asesinó a su madre a puñaladas y después atacó a su ex esposa   4 Hallaron una granada activa 5 Violenta gresca entre sectores de la seccional local de la UOM