Asaltaron y golpearon a una adolescente de 13 años

Una jovencita fue atacada por motochorros que le sustrajeron sus pertenencias y le propinaron golpes en el abdomen. Sus familiares tuvieron dificultades para comunicarse con el 911 y la policía llegó una hora después pero por un llamado realizado por un familiar retirado de Prefectura. Tampoco lograron que le enviaran una ambulancia.

Silvina Coirini relató los dramáticos momentos que vivió toda la familia.

Dalma, una jovencita de 13 años de edad, fue asaltada y golpeada por un delincuente que le robó su mochila cuando regresaba del Club Porvenir Talleres hacia su casa ubicada en Av. Colón al 1600. El ataque fue perpetrado en calle Sarmiento al 700, poco antes de las 19 del domingo. A la gravedad del delito, se le suma una nueva falla del sistema 911 que no envió el móvil policial requerido por los familiares de la víctima, una vez que esta les relató lo sucedido, como así también la falta de una ambulancia para asistirla.

Diario EL SUR dialogó con Silvina Coirini, madre de la víctima quien detalló con elocuencia todo lo sucedido. “El domingo Dalma venía del Club Talleres, me llama 7 menos cuarto, avisándome que la venían siguiendo. Nunca vuelve sola del club, pero ese día se fue con una amiga, la amiga se quedó con el novio y ella se vino sola. Cuando llega a donde era el carrito Mafalda (14 de Febrero y Rivadavia) ve una moto pasar dos veces, una (Yamaha) Crypton azul. Ve que eran dos personas pero no alcanza a ver cómo iban vestidos”, relató.

La joven siguió caminando por 14 de Febrero y tomó por Sarmiento, “a mitad de cuadra ve que la moto vuelve a dar la vuelta a la manzana. Ahí me llama y me dice que la están siguiendo. Lo único que atiné  a decirle es que escondiera el celular. Esconde el celular en el corpiño pero los auriculares se los dejó puestos”, explicó Coirini. Segundos después la moto se detiene en la esquina  y el acompañante se dirige hacia Dalma exigiéndole la entrega del teléfono. “Ella se resistió totalmente, no quería entregar el celular porque lo está pagando con su plata”, agregó.

 

Puñetazos

“Como no quería entregar el celular le daba puñetes en el estómago”, puntualizó Coirini. Ante la imposibilidad de hacerse con el teléfono el malviviente le exigió que le entregara alguna otra pertenencia. La joven le ofreció los auriculares pero esto no conformó al asaltante quien optó por tomar la mochila en la que llevaba un equipo de mate y su billetera, la cual contenía el carné del club y 8 pesos. “Además le levantaron la remera buscando el celular, mientras tanto pasó un auto y una trafic, ella les hizo señas pero nadie paró”.

Finalmente los motochorros huyeron sin poder quitarle el celular, por lo que una vez que se alejaron Dalma volvió a llamar a su madre para avisarle que la asaltaron y que iba a volver a la carrera por Av. Colón. Mientras tanto sus familiares salieron a su encuentro. “Llegó en una crisis de nervios total, gracias a Dios fueron puñetes, no fueron puntazos porque este tipo de gente no mide nada. Estaba toda marcada la panza y en una crisis de nervios; y le baja la presión porque es de presión baja, la siento y llamo a la policía”, remarcó.

 

Sin respuestas

Aquí comienza la segunda etapa de este drama de la que participaron todos los familiares, madre, padre, padrino, todos intentando comunicarse con la Policía. “Habrán sido 7 menos 5, la policía llegó casi 9 menos cuarto. Llamé al 911, no me atendían. Entonces llamo al 101, tampoco me atendían. Vuelvo a llamar al 911 y me empiezan a preguntar de qué localidad, le digo: de Villa Constitución. Le cuento todo lo que había pasado. Me empezaron a preguntar detalles: si la nena había visto la moto, quiénes iban. Nadie vino. Para esto llamamos también a la ambulancia porque en una crisis así no sabes cómo actuar más que levantarle las piernas. La ambulancia del hospital no estaba disponible, me dicen que la trasladáramos nosotros”, reseñó.

 

Llega Comando

Finalmente, gracias a un llamado realizado por un familiar retirado de Prefectura “llegó la policía (Comando Radioeléctrico) después de una hora y media, más o menos; dijeron que ellos nunca fueron comunicados de lo qué había pasado. Enseguida llaman a la ambulancia porque ella sufre de nuevo una crisis, se empieza a descomponer, se siente mareada, se le van los ojos para atrás. Estaba muy descompuesta y muy asustada. La misma policía, como la ambulancia nunca vino, la traslada hasta el hospital. Se movieron bien”.

Después de todo los acontecido Dalma, “está shockeadísima, de noche no quiere salir, ella acostumbraba a hacer los mandados, salir, no sola porque siempre se la va a buscar pero ahora no quiere. Juega al vóley, la llevamos continuamente, ayer (por el martes) tuvo un torneo, la llevamos, la trajimos, es todo así. De noche duerme hasta las 3 o 4 de la mañana, después no se duerme más. Está asustadísima, intenta recuperarse, más que de los golpes, que fueron superficiales, en lo emocional”.

 

DENUNCIA

Investigación policial

Consultado sobre este asalto, el jefe de la Unidad Regional VI, comisario mayor Marcelo Albornoz, informó que la víctima “dio las descripciones, aportó detalles sobre los autores de este hecho y personal de la Policía De Investigaciones está realizando diligencias para poder esclarecerlo”.  Cabe destacar que los padres de Dalma intentaron radicar la denuncia correspondiente en la Comisaría 1ª la misma noche del robo pero el sumariante había salido a tomar declaración por lo que no pudieron hacerlo hasta el día siguiente.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Violenta agresión en una estación de servicios 2 Heroico rescate de dos mujeres atrapadas en un incendio   3 Adhesión al feriado administrativo del 15 de noviembre 4 Detuvieron a un vendedor de marihuana en barrio Galotto 5 Atropelló a dos motociclistas y huyó pero dejó su patente