Ladrones saquearon un pequeño comercio de barrio 9 de Julio

En la madrugada del martes, delincuentes violentaron la puerta de un almacén y se llevaron gran cantidad de mercadería y herramientas. Su propietaria reside en Empalme, se está recuperando de una cirugía y pese a ello se ve obligada a atender el negocio.

“Me cortaron los brazos”, expresó con dolor Marta Villordo.

Un pequeño almacén de barrio 9 de Julio fue saqueado por delincuentes en la madrugada del martes, los que se llevaron desde mercadería hasta las herramientas de trabado de la comerciante, Marta Villordo, quien le alquila el local a su hermana Silvana,  la cual a su vez administra el “Merendero 9 de Julio”, ubicado junto al negocio. Marta reside en el barrio Fonavi de Empalme y todos los días viaja para abrir su comercio, incluso en estos días en los que se recupera de una cirugía gástrica.

“Me robaron todo”, expresó Marta con la voz quebrada. “Me cortaron los brazos porque no tengo  más ni la cortadora de fiambre, las balanzas; me robaron mercadería, un montón de cosas que hay que reponer. Me cortaron el candado para entrar, es un negocio humilde pero lo tenía bien. Y ahora hay que recuperar todo”, manifestó a la vez que añadió que los ladrones también se llevaron una pava eléctrica que compró recientemente. Cabe destacar que tanto la balanza como la cortadora de fiambre eran propiedad de Silvana.

Ni los vecinos ni los familiares de Marta percibieron el accionar de los delincuentes “porque justo llovía o había viento”, señaló. En cuanto a los posibles autores del robo estimó que eran personas que conocían el local por lo que supone que pueden ser eventuales clientes. “El que entró lo hizo en la oscuridad y se llevaron las cosas, más vale que sabían dónde estaban. Se llevaron pegamento, una caja de vino, gaseosas, fiambre. Seguro que son acá del barrio porque la cortadora de fiambre es muy pesada para poderla sacar, tienen que haber sido varios”, advirtió.

El almacén está ubicado a metros del Merendero “9 de Julio”.

Recién operada

“Me va a costar reponer todo”, lamentó Marta. “Hace 20 días que estoy operada, por un problema en la panza, y estoy acá porque no tengo medios como para pagar a una persona para que me cuide el negocio, y no puede ser que me hayan venido a robar. Me dejaron sin nada y operada, con una operación bastante grande y delicada, y sin embargo no lo tuvieron en cuenta.  No le deberían robar a nadie porque no tienen derecho, vayan a trabajar, hay trabajo y por ahí no quieren trabajar. A mi me cortaron los brazos realmente”, destacó con indignación.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Lo mató a puñaladas y lo tiró en la vereda 2 Primeras multas por exceso de velocidad en los ingresos a Villa 3 Harto de robos y amenazas un hombre baleó a un joven 4 Sauretti imputado de homicidio calificado con ensañamiento 5 Denuncian agresión a un alumno