La murga vuelve al barrio de la mano de Tejiendo Redes

Fuego Murguero vuelve a San Cayetano tras el interés de los jóvenes del lugar. A través del Gabinete Joven reacondicionarán el espacio que utilizan para desarrollar el taller de murga.

En las instalaciones del CIC funciona un taller de murga por interés de los chicos de la zona.

“Ésta idea surge de adolescentes del barrio San Cayetano, a partir de talleres de arte que desarrollamos durante el año 2016, los cuales nos permitieron construir un vínculo con ellos y ellas y alojar como acompañar su pedido insistente, de retomar la murga Fuego Murguero que integraron durante muchos años y por falta de recursos tuvieron que abandonar hace tiempo”, explicaron desde Tejiendo Redes, haciendo referencia al motivo que los llevó a presentar el proyecto en la convocatoria de Ingenia, bancamos tus ideas; y que fue elegido por el Gabinete Joven. “Ante éste emergente y considerando que su murga ha sido una expresión artística que le ha dado a la vez un sentimiento de pertenencia e identidad a la comunidad donde viven, es que decidimos acompañarlos en éste proyecto, por lo que, éste año, comenzamos a desarrollar un taller de murga dentro de las instalaciones del CIC ‘Ramón Carrillo’ que se encuentra en su barrio. Para esto, necesitamos reparar los instrumentos que aún persisten e integrar otros nuevos”, prosiguieron.

Además, al debatir en conjunto la idea del Ingenia, surge a la vez la incorporación de otros instrumentos de percusión (no murgueros) que les permitan incorporar conocimientos musicales y mejorar la comunicación grupal.

“Retomar éste canal de expresión colectivo, brinda otras oportunidades a estos adolescentes, potenciando su entusiasmo y creatividad, generando ciudadanía y lazo social”, resaltaron.

El proyecto dado a llamar “La murga vuelve al barrio”, se trata de acondicionar un espacio donde están llevando a cabo un taller de murga que ha sido retomado por pedido de adolescentes que tiempo atrás tocaban, cantaban y bailaban en la murga de su barrio cuando eran más pequeños. “La idea es potenciar el lenguaje musical de estos adolescentes, respetando sus ideas e iniciativas. Para esto, se nos ocurre introducir instrumentos de percusión y de la pequeña familia musical, que permitan afinar el trabajo de los tiempos musicales, el oído interno, técnica, comunicación y autocrítica grupal, para pulir el concepto de tema y así planificar ideas/borradores que permitan producir composiciones musicales propias dentro de la murga. Por lo que el taller se divide en dos tiempos: uno de estudio musical y otro de aplicación de los conocimientos a la murga”.

Pensaron también en profesionalizar la idea,  para generar encuentros interbarriales entre las murgas que se vienen desarrollando desde nuestra institución y en la ciudad, a modo de talleres, donde se produzcan intercambios de conocimientos que cada murga tenga en particular, “ya que consideramos que ésta es la forma más rica de brindar herramientas para un género musical de éste tipo y sus variadas expresiones artísticas que la integran: baile, toque, canto, pintura, estandartes, etc.”.

El objetivo a largo plazo, es continuar con el eje transversal que vienen fomentando desde Tejiendo Redes a fin de que se extienda cada vez más el saber musical y se produzca un efecto multiplicador para quienes les interese desplegar su creatividad a través de una murga, alentando  una actitud activa y protagónica en los adolescentes.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Allanamiento por abigeato en Empalme 2 Hallan drogas y un casino clandestino en barrio San Martín 3 Viernes trágico con dos muertos por accidentes de tránsito 4 Dicen haber fotografiado un OVNI en Empalme 5 Operativo por abigeato en barrio Unión