Lisandro Acosta: Falló el sistema de monitoreo y no hay imágenes del incidente 

La Justicia contaba con las imágenes del Sistema de Monitoreo Urbano para esclarecer lo sucedido en la madrugada del 20 de junio pero hubo un fallo y no hay grabaciones. En tanto la Fiscalía imputó de “tentativa de homicidio” a los tres sospechosos de agredir al joven y el juez les dictó prisión preventiva. El viernes se desarrolló una conmovedora marcha pidiendo justicia.

La marcha del viernes logró una masiva convocatoria pese al escaso tiempo para organizarla.

El caso de Lisandro “Tuti” Acosta no sólo movilizó a la Justicia y a la comunidad que se muestra alarmada por lo que acontece en la nocturnidad villense, cada vez más violenta y peligrosa, sino que además sacudió internamente al Municipio al comprobarse un nuevo fallo del siempre cuestionado Sistema de Monitoreo Urbano, ya que en la madrugada del incidente no estaba en funcionamiento y no registró lo acontecido. Como consecuencia ayer un perito forense informático de la PDI realizó una inspección para constatar si ocurrió un fallo o las imágenes se borraron por impericia o premeditadamente.

A partir del episodio en que Lisandro Acosta, de 21 años de edad, resultó gravemente herido, los hechos se desencadenaron veloz y simultáneamente y hasta hubo fuertes cruces entre funcionarios municipales que estuvieron por irse a las manos como consecuencia del fallo en el sistema de monitoreo. A la par el Ministerio Público de la Acusación decidió imputar de Tentativa de Homicidio a los tres sospechosos de golpear al joven y asimismo ordenó los peritajes del sistema de video vigilancia del Municipio. Por su parte, amigos y familiares de la víctima marcharon por el centro de la ciudad reclamando justicia.

El martes 20 de junio, a las Lisandro Acosta sufrió un lesión en su médula que le provocó la parálisis de sus piernas y permanece internado en terapia intensiva del Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA) tal cual informó Diario EL SUR en su edición del viernes. El joven fue encontrado tendido en sobre Av. San Martín, entre Santiago del Estero y Catamarca, el martes aproximadamente a las 6, a metros de su moto Motomel Skua 150 cc, blanca, tipo enduro.

 

De accidente a agresión

En principio se pensó que el joven cayó de la moto por una mala maniobra y que sólo se trataba de un accidente, fue trasladado al Hospital y de allí derivado al HECA. Sus padres se dirigieron a Rosario en la creencia del accidente hasta que el miércoles, con Lisandro estabilizado y en lenta recuperación, los amigos le contaron su versión de los hechos. Hubo un altercado entre Lisandro, que estaba acompañado de un amigo, con otros tres sujetos. Esto ocurrió dentro del boliche Big Bang, más tarde se volvieron a encontrar sobre Av. San Martín, Lisandro y su amigo en la moto y los otros tres individuos en Volkswagen Gol, color verde metalizado, dominio AHI 049.

Allí se habría producido un toque entre el auto y la moto, los motociclistas cayeron y los ocupantes del auto se habrían bajado a agredirlos, golpeándolos en el piso. Lisandro queda tendido en el suelo y su amigo, lesionado por los golpes huyó. Esa es la versión que refirió Lorena Paredes, la madre de Lisandro, pero el secretario de la Fiscalía, Dr. Franco carbone indicó que “no está acreditado eso porque el único testigo no menciona eso e incluso dice que después del choque el auto sigue su marcha”. A la vez aseguró que en la Fiscalía no cuentan con ninguna imagen del incidente e invitó a aquellos que puedan aportar datos o cualquier elemento de interés a la causa se acerque a dialogar con el en la sede del Minsiterio Público de la Acusación, en San Martín 1273.

En tanto, el miércoles por la noche el conductor del auto Jesús Sauretti, de 31 años de edad, se presentó en la Comisaría 1ª, aduciendo desconocer lo sucedido y diciendo que temía por su seguridad ante las agresivas manifestaciones en su contra en las redes sociales.

El jueves por la noche fueron detenidos por la PDI Sebastián Cevey y Nicolás Durand.

Tentativa de homicidio

La fiscal Analía Saravalli ordenó que Sauretti permaneciera detenido; luego, la noche del jueves, tras tomar los primeros testimonios a algunos testigos, decidió ordenar la detención de los dos acompañantes de Sauretti, Sebastián Cevey, de 24 años y Nicolás Durand, de 28. Los tres fueron imputados el viernes en una audiencia en Tribunales de “Tentativa de homicidio” y el juez de Investigación Penal Preparatoria, Dr. Ignacio Vacca, les dictó prisión preventiva hasta el 6 de julio aunque la intención de la Fiscalía es, llegada esa fecha, pedir una prórroga para seguir recolectando pruebas que permitan llevar a los imputados a un juicio oral.

Una de las pruebas con las que esperaban contar la fiscales eran las imágenes del Sistema de Monitoreo Urbano puesto que en las Dos Rutas existe un domo que toma las avenidas que allí se cruzan y está a poco más de 100 metros del lugar del incidente. Grande fue el malestar y el enojo cuando se les informó que esas imágenes no existían. De igual manera reaccionó el secretario de Gobierno y Convivencia Ciudadana Alejandro Longo, quien se trenzó en una fuerte discusión con el encargado del área, el director de Prevención y Seguridad Ciudadana, Dr. Jorge Gómez, con quien estuvo a punto de irse a las manos, pero los separaron otros funcionarios.

 

9 horas sin monitoreo

Para despejar las dudas sobre un accionar premeditado, desde el Municipio aseguraron que se produjo una caída del sistema alrededor de las 2 del martes y que esta situación fue informada por medio de un correo electrónico al director de Planeamiento, Control de Gestión y Tecnología, Roberto Bianco. Como era feriado este funcionario se enteró del desperfecto cerca de las 11 y rápidamente restableció el sistema, el cual estuvo fuera de servicio por 9 horas. Esto ocurrió ante la falta de un protocolo de acción para que los empleados puedan solucionar los fallos sin necesidad de esperar la intervención de un superior, algo de lo que Longo tomó nota y pretende solucionar cuanto antes.

Como consecuencia de este sospechoso fallo del sistema de cámaras, la Fiscalía ordenó un peritaje que se realizó ayer por la mañana y estuvo a cargo de un perito forense informático de la Policía De Investigaciones de Rosario. Este especialista confirmó que no hubo sabotaje en el sistema ni borrado premeditado de imágenes, sino un fallo por un problema de almacenamiento, el que se hubiera solucionado fácil y rápidamente reseteando el equipo, el problema esencial fue que durante 9 horas nadie lo hizo porque no se encontraba la persona autorizada para efectuarlo. Esta falta de un protocolo de acción para estos casos le costaría el puesto a Jorge Gómez, cuya salida del municipio era inminente. A su vez la PDI buscaba alguna cámara particular sobre Av. San Martín que pudiera aportar algún dato relevante.

La hinchada de Riberas del Paraná acompañó con cánticos alusivos al pedido de justicia.

Marcha por justicia

En tanto, el viernes por la tarde, familiares, amigos y villenses alarmados por este violento episodio, marcharon a partir de las 17, desde San Martín y Catamarca hasta la Plaza de la Constitución. Los manifestantes se encaminaron en una masiva columna, muy nutrida teniendo en cuenta que se trató de una convocatoria organizada a través de las redes sociales el día anterior. Los bombos, redoblantes y cánticos de la hincada de Riberas del Paraná, del que Lisandro es jugador, le pusieron un marco emotivo al reclamo, que fue tan pacífico como conmovedor.

Antes de iniciar la marcha “Negrín” Acosta, el padre de Lisandro, ex trabajador de Paraná Metal, exhortó a marchar en paz y sin incidentes y al finalizar, con la voz entrecortada por el llanto agradeció a todos los que los acompañaron. La madre de Lisandro, Lorena Paredes, optó por utilizar el Facebook para expresar su sentir. “Hoy quiero agradecer a todos los que estuvieron en la marcha para pedir justicia por mi hijo ver sus ojos llenos de lágrimas como si esto fuera también su dolor me llenó el alma porque hoy es el pero mañana puede ser el tuyo”, escribió.

“Yo nunca pensé que esto me iba a pasar a mi –continua el mensaje de Paredes- y acá estoy esperando un milagro. Gracias por cada mensaje, cada oración, la verdad que me llenan el alm. Los médicos me dijeron que mi hijo no iba a volver a caminar nunca más pero yo confío que si, espero ese milagro, el es joven y muy sano y a los q hicieron esto que Dios los perdone porque Yo No. Gracias, gracias Villa!!! Amigos familiares vecinos gracias!!!”.

 

LLAMADO AL 911

¿Quién avisó?

Un hecho en el que se basaron las primeras sospechas es que el personal de Comando Radioeléctrico que encontró a Lisandro Acosta tendido en el piso llegó al lugar alertado por el sistema 911 el cual a su vez recibió un llamado del sistema de monitoreo urbano. ¿Si las cámaras no funcionaban  cómo sabían del joven siniestrado? Al parecer el operador de turno fue informado por un móvil de la Guardia Urbana Municipal (GUM) del herido. Ayer en sede la Fiscalía esperaban tomar declaración a estos empleados municipales para esclarecer el tema y a la vez buscar nuevos testigos que hayan estado en el lugar del hecho.

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Un muerto en un choque a la salida de un conocido motel 2 Falleció un bebé de 9 meses 3 Lisandro Acosta: Falló el sistema de monitoreo y no hay imágenes del incidente  4 En agosto comenzarán a funcionar los radares para el control de velocidad 5 Acusan a un hombre de abusar de su hija