Destruyeron cargamento de fideos ante el riesgo de contaminación

Gendarmería detuvo a un camión que transportaba insecticidas sin cumplir con los requisitos que corresponden a una carga de material peligroso. Como agravante llevaba un cargamento de fideos, los que debieron ser destruidos para evitar un riesgo para la salud. Existen antecedentes de muertes por este tipo de negligencia.

La mercadería fue destruida en el basural para evitar su consumisión.

Personal de Gendarmería detectó un camión transportando gran cantidad de paquetes de fideos junto a un cargamento de insecticida, por lo que solicitó la colaboración de la Agencia de Seguridad Alimentaria para la incautación y posterior destrucción de esta mercadería ante el riesgo que pudiese encontrarse contaminada y representara un riesgo para el consumo humano. El proceso de inutilizar la carga secuestrada, que se realizó en el basural como es habitual, fue filmado y difundido por un particular en las redes sociales, lo que despertó la indignación de la ciudadanía desconocedora de los motivos por los cuales los fideos corrieron ese fin.

El procedimiento de Gendarmería lo efectuó el personal del puesto de control de Arroyo Del Medio, el martes al mediodía. Allí realizaron una requisa de rutina en un camión que, según su documentación, transportaba carga general, pero se encontraron con la sorpresa que en el interior se hallaba un cargamento de insecticida en aerosol para diversos insectos, los que se consideran como material peligroso, por lo que no se puede catalogar como “carga general”, según norma  la Comisión Nacional de Regulación del Transporte. “Tienen que estar alejados de comida y de alimentos perecederos”, indicó una fuente de Gendarmería.

Pese a esta reglamentación, en el mismo espacio era transportada una importante carga de fideos, que fue estimada en un valor de aproximadamente 30 mil pesos. Según la guía del camión, insecticidas y perfumes, “que también son contaminantes”, señaló la misma fuente, tenían como destino la ciudad de Rosario en tanto los fideos serían para supermercados de Villa Constitución. “Paralizamos este servicio porque la CNRT prohíbe este tipo de transporte, el que además no llevaba ninguna cartelería de carga peligrosa. Entonces se llamó a Bromatología (ASAL) porque ellos tienen el poder de decomisar esa mercadería”, agregó.

 

Antecedente mortal

La CNRT es particularmente celosa del cumplimiento de la normativa para evitar que se transporten en un mismo espacio insecticidas y alimentos debido a que en el año 1984, en la provincia de Jujuy, un cargamento de leche en polvo marca Bonalac, destinada al Hospital Pablo Soria, resultó contaminado por ser transportado por la empresa “Mil Millas” junto a 8 latas de 20 litros de agroquímicos. Como consecuencia resultaron muertos varios recién nacidos que se encontraban en ese nosocomio y que fueron alimentados con la leche afectada por esa sustancia. Es por ello que la mercadería incautada el martes en Villa Constitución fue destruida para evitar el riesgo de un hecho similar.

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Conductor villense con la mayor alcoholemia de la provincia 2 Recapturaron a los seis reclusos que se evadieron del nuevo penal 3 Impactante vuelco de una pick up en la curva de Bassi 4 Gendarmería secuestró mercadería de contrabando 5 Con una maza rompieron cristal de Pardo y robaron televisores