Ferreyra calificó de “pavada” las declaraciones de Rivas  

Luego de las críticas públicas del secretario general del sindicato municipal a la asignación de dinero para gastos menores a funcionarios del Ejecutivo, el secretario de Relaciones Institucionales, Omar Ferreyra, manifestó su opinión. Calificó las expresiones del gremialista como "una pavada que raya la mala fe".

Para Omar Ferreyra, Raúl Rivas opina con “ánimo de molestar y distorsionar”.

El secretario de Relaciones Institucionales del Municipio, Omar Ferreyra calificó las críticas del secretario general del SIEM, Raúl Rivas, sobre las partidas otorgadas al área de Ordenamiento Territorial a través de la denominada “caja chica” como “una pavada que raya la mala fe” y destacó que se trata de un procedimiento habitual en cualquier administración pública. La asignación es de 20 mil pesos mensuales  para  Subsecretaría de Obras y Servicios, Planeamiento y Hábitat a cargo de Hugo Burguez; y de 10 mil pesos mensuales a favor de la secretaria de Ordenamiento Territorial, Paola Bagnera, en ambos casos para la atención de gastos menores.

“Estamos dolidos, porque nos están faltando insumos en la Municipalidad, lapiceras, gomas de borrar, tinta, papel, y tenemos que ver estos decretos”, se quejó Rivas la semana pasada cargando contra Burguez al señalar que “le suman 20 mil pesos de gastos menores. La verdad que no sabemos para qué son. Lo más grave es que sólo tengan que rendir el 70% de los gastos. Si un empleado municipal va y compra una goma de borrar, tiene que pedir el ticket y rendirlo en la Municipalidad, así sean 10 centavos; y no entendemos por qué estos funcionarios se acreditan discrecionalmente dinero y el 30% no lo tienen que rendir”, expresó a Grupo Del SUR.

“La Municipalidad, en su administración, y en distintos sectores que lo necesitan, en planta permanente, o funcionarios políticos, o el Concejo, habilitan lo que se llama ‘caja chica’ o habilitaciones. Y esto es desde siempre, es inmemorial, en todas las municipalidades, en todos los organismos públicos estas cosas existen para gastos inmediatos, urgentes y absolutamente de menor cuantía”, explicó Ferreyra. “En el caso mío tengo una caja chica de 5 mil pesos y la uso para pagar gastos inmediatos que tenga que hacer en forma urgente y no por el mecanismo habitual”, aclaró indicando que este sistema “ayuda a la gestión”.

 

En forma urgente

Asimismo afirmó que la de Ordenamiento Territorial es la de mayor monto “por si tienen que comprar un repuesto en forma urgente. Por ejemplo una batería, como pasó la otra noche que no hubo custodia, no sé qué pasó, y a la máquina de la Provincia que está trabajando (en el zanjeo) le robaron las baterías”. Por otra parte se refirió a la rendición del 70 por ciento especificando que “el funcionario o el empleado tiene la obligación rendirlo a Contaduría con las facturas y después le repone ese importe.”

 

Picardía

“La norma dice cuándo se puede rendir -continuó Ferreyra-, que es cuando tenés gastado al menos el 70 por ciento, no es que estás eximido del rendir el otro 30. Podés rendir una vez que gastaste el 70 por ciento y después te reponen eso”. Finalmente estimó que las declaraciones de Rivas “llevan mucha picardía, por ser generoso en la apreciación, y con el ánimo de molestar y distorsionar”. Y en ese sentido recordó que las cajas chicas están reglamentadas por una ordenanza municipal del año 1985.

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Violenta agresión en una estación de servicios 2 Heroico rescate de dos mujeres atrapadas en un incendio   3 Adhesión al feriado administrativo del 15 de noviembre 4 Detuvieron a un vendedor de marihuana en barrio Galotto 5 Atropelló a dos motociclistas y huyó pero dejó su patente