Aumento de tasas

¿Hacia dónde vamos? ¿Hacia dónde deberíamos ir? POR DR. GONZALO CRISTINI Sec. Gral. Partido Socialista Al hablar de tasas municipales, hacemos referencia a la prestación pecuniaria exigida por el Estado municipal al contribuyente, en virtud de una norma, para la realización de una actividad concreta, que afecta especialmente al obligado. En suma, la tasa municipal […]

¿Hacia dónde vamos? ¿Hacia dónde deberíamos ir?

POR DR. GONZALO CRISTINI

Sec. Gral. Partido Socialista

Al hablar de tasas municipales, hacemos referencia a la prestación pecuniaria exigida por el Estado municipal al contribuyente, en virtud de una norma, para la realización de una actividad concreta, que afecta especialmente al obligado. En suma, la tasa municipal es, lo que podríamos simplificar en líneas generales, con el famoso “ABL” (Alumbrado, Barrido y Limpieza). Dicho tributo representa la actividad básica por parte del Estado local para la satisfacción de las cuestiones cotidianas de cada vecino.

En pleno siglo XXI, con la vertiginosidad con la que se suceden los cambios sociales y con ello las demandas poblacionales, nos vemos obligados a repensar permanentemente cual es, o debería ser, la función estatal a la hora de dar respuestas a las demandas comunales modernas, siendo la administración local el primer lugar que encuentran los vecinos para satisfacer la enorme mayoría de estas. Para todo ello, es necesario generar un marco normativo local que busque impulsar un empoderamiento social, abriendo las estructuras burocráticas a la ciudadanía y las relaciones políticas entre gobernantes y gobernados. Transparencia y Participación deben ser los principales ejes del nuevo Estado municipal, a partir de distintas políticas públicas de modernización del Estado y la gestión local, para hacerles la vida más simple a los vecinos de las ciudades.

Por todo ello, es necesario que empecemos a pensar en un Estado municipal más moderno y cercano, democrático y participativo, que dé respuestas inmediatas a las demandas sociales de la población, y que a su vez, sea la sociedad misma la encargada de diagramar las políticas básicas de gobierno local y entre ellas, como primera medida la asignación de recursos y la rejerarquización de la prestación de los servicios públicos locales. Modernizar la estructura municipal significa en definitiva, acercar, simplificar y hacer más transparentes las acciones del municipio, y en consecuencia, ser capaces de percibir y responder las nuevas demandas ciudadanas, con servicios públicos más eficientes y con una distribución de recursos más equitativa.

Por lo que es menester, empezar a pensar en un “Gobierno Abierto”, y con este la creación de canales que permitan aumentar la transparencia en el manejo de los fondos públicos y la participación ciudadana. Incrementar el intercambio colaborativo entre los diferentes actores sociales e instituciones de la sociedad civil de la información pública, disponible y fácilmente accesible. También, el diseño de políticas públicas horizontales en el que intervengan actores sociales, democratizando así la toma de decisiones y la asignación de los fondos públicos. En líneas generales, se trata de promover una administración pública local más democrática, transparente y eficaz que permita una mejor adaptación de los servicios que ofrece el Estado local a las necesidades de los vecinos, que tienda a fortalecer las relaciones entre éstos y, a la vez, mejorar la rendición de cuentas de los actos de gobierno.

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Allanamiento por abigeato en Empalme 2 Hallan drogas y un casino clandestino en barrio San Martín 3 Viernes trágico con dos muertos por accidentes de tránsito 4 Dicen haber fotografiado un OVNI en Empalme 5 Operativo por abigeato en barrio Unión