“Los Tiburones” serán premiados por el Senado 

La distinción “Evita Compañera-Honorable Senado de la Nación” se otorga cada año en agosto y consta de un Diploma de Honor del Honorable Senado de la Nación y una Efigie alusiva. La recibirá la profesora Celina Giacomino.

Celina será distinguida por su labor el próximo 30 de agosto.

Celina será distinguida por su labor el próximo 30 de agosto.

La Profesora del “Proyecto Tiburones” Celina Giacomino, será distinguida por el Senado de la Nación en el marco de los premios: “Evita Compañera – Honorable Senado de la Nación”, que se entrega anualmente como un reconocimiento a las mujeres de cada una de las provincias argentinas que -por sus antecedentes, labor, gestión en obras de bien o tareas comunitarias- mejor hayan representado el ideario de la señora María Eva Duarte de Perón como símbolo de abnegación, entrega, esfuerzo, solidaridad y renunciamiento.

La distinción “Evita Compañera-Honorable Senado de la Nación” se otorga cada año en agosto y consta de un Diploma de Honor del Honorable Senado de la Nación y una Efigie alusiva.

Las Senadoras y Senadores Nacionales de cada una de sus jurisdicciones nominan a la persona propuesta a recibir la distinción de acuerdo a pre-selecciones previas hasta llegar a 1 por cada provincia, así es que la Prof. Celina Giacomino de “Los Tiburones”, ha sido seleccionada por la Provincia de Santa Fe para esta distinción.

La entrega se realizará el martes 30 de Agosto a las 13, en la Cámara de Senadores en Buenos Aires.

 

Por qué en agosto

El 22 de agosto de 1951, el pueblo argentino vivía una de los hitos que marcan la historia de los movimientos populares a nivel mundial. Ese día, la Confederación General del Trabajo de la República Argentina convoca a un Cabildo Abierto para pedirle a Eva Duarte de Perón que acepte la candidatura a Vicepresidenta de la Nación con la consigna “Perón – Perón la fórmula de la Patria”. Esa asamblea verdaderamente popular, con más de dos millones de asistentes,  dialogó directamente con Evita y supo de su boca, las razones de la velada negativa a tan generoso ofrecimiento: “…no renuncio a la lucha, ni al trabajo, renuncio a los honores”. Aquellas palabras, que marcaron a fuego el corazón y el destino de las bases peronistas, hicieron que hoy, aquel acto, sea recordado como El Día del Renunciamiento. Decía Eva en su discurso: “No soy más que una mujer del pueblo argentino, una descamisada de la patria, pero una descamisada de corazón, porque siempre he querido confundirme con los trabajadores, con los ancianos y con los niños, con los que sufren, trabajando codo a codo, corazón a corazón con ellos para ser un puente de paz”.

 

 

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Lo mató a puñaladas y lo tiró en la vereda 2 Primeras multas por exceso de velocidad en los ingresos a Villa 3 Harto de robos y amenazas un hombre baleó a un joven 4 Sauretti imputado de homicidio calificado con ensañamiento 5 Berti pidió la renuncia a todo el gabinete y evaluará caso por caso