Para la UOM villense la situación es “compleja y preocupante”

Acindar anunció una parada de 10 días de su Acería, pero le anticipó a la UOM que no es suficiente y en el transcurso del año deberá parar 35 días más. En Paraná Metal los trabajadores no terminaron de cobrar sus indemnizaciones y en Laminados Industriales extenderán las suspensiones.

 

ibarra 2

El secretario General de la UOM, Héctor Ibarra, se mostró preocupado por el panorama de las plantas villenses.   

 

Las principales empresas metalúrgicas asentadas en nuestra ciudad atraviesan dispares panoramas pero con un denominador común: un futuro incierto y un presente crítico. Esta situación pone en estado de alerta a la UOM villense, su secretario general, Héctor Ibarra, expresó a Grupo del Sur que la realidad “es compleja, es preocupante para una ciudad como esta, por todos los inconvenientes que estamos teniendo en la metalurgia en este último tiempo”. Uno de los hechos que más alarma es la decisión de Acindar de parar su Acería entre el 18 y el 28 de marzo (ver Diario EL SUR Nº 1321), aunque el difícil momento que atraviesa Laminados Industriales y el cierre de Paraná Metal también mantienen en vilo al sindicato.

En el caso de Acindar, “es real que tuvo problemas con la exportación hacia la industria automotriz de Brasil, con las barras de bombeo para los pozos de petróleo, pero se sostenía con el mercado interno y la construcción”, señaló Ibarra. Pero la reducción de los despachos obligó a tomar la decisión de parar la Acería por 10 días para “adecuar el stock a la demanda”, tal cual explicó la semana pasada a Diario EL SUR el gerente de Relaciones Externas de la empresa, Carlos Vaccaro. Ibarra por su parte agregó que desde la compañía les informaron que uno de los clientes, la firma Sipar, del Grupo Gerdau, “tomó la decisión de no recibirle las 87 mil toneladas restantes que faltaban entregar en el resto del año”.

Por tal motivo Ibarra descree de las afirmaciones de Vaccaro sobre el mínimo impacto que tendría sobre los trabajadores esta parada de Acindar. “Siempre que una empresa para, genera problemas, el que dice que no, nos está mintiendo. Cuando nos dicen que se va a solucionar, que la gente se puede tomar los días pendientes de vacaciones, de alguna manera nos están generando un inconveniente, porque si la gente tiene días de vacaciones del 2015 es porque se los tuvo que guardar por un acuerdo que se hizo a fin de año cuando se dijo que tomaran menos días porque iban a parar desde Navidad al 16 de enero la planta y que el resto se lo tomaran en el transcurso de este año”, detalló.

 

Sobran 35 días

Por otra parte aseguró que además de esta parada de marzo habrá otras a lo largo del año ya que desde la compañía les advirtieron que sobran “35 días más” y afirmó que se buscará puntos de acuerdo para superar el problema. De todas maneras “se lo dijimos en la primera reunión, tienen que poner más ellos que son los que más tienen, que no nos hagan siempre poner más a nosotros”. A la vez puntualizó que “por ahora para solamente la Acería; dicen que va a parar la Reducción Directa (REDI) siete días, que no tienen la fecha y que lo van a hacer en dos veces. Con el resto de los días, la cuestión viene complicada porque nos van a tocar las empresas contratistas, todos los talleres”.

 

Paraná Metal

Con respecto a la situación de los 104 trabajadores de Paraná Metal  a los que el Grupo Indalo les adeuda la indemnización, el dirigente gremial lamentó “el formato” utilizado por los empresarios para saldar la deuda, al que calificó de “triste”. “El viernes pasado depositaron para que los compañeros pudieran cobrar el día sábado parte de la tercer cuota, que nos dijeron que iba a estar completa pero lamentablemente pusieron el 80 por ciento y dejaron el 20 por ciento para este viernes”, manifestó. Esta actitud de la empresa “no tiene explicación ni creo que la podamos encontrar”.

 

Laminados Industriales

En otro orden lamentó que actualmente el gremio esté discutiendo con los directivos de Laminados Industriales “ampliar las suspensiones. Hasta el momento los compañeros vienen cobrando, por un acuerdo hecho hasta el 29 de febrero, una suspensión paga con el 80,5 por ciento del sueldo neto”. Ibarra adelantó la intención de extender este acuerdo “producto de cómo está la situación, la importación que hay de Usiminas Brasil, a través de Siderar, no deja que esta planta pueda crecer”. En ese sentido aclaró que “si la planta no tiene producción, tenemos que buscar los mejores acuerdos para contener a la gente”.  Finalmente agregó que otra empresa con problemas es Mangueras Industriales, para la cual solicitaron la implementación del programa Re.Pro.

 

En busca de acuerdos

Consultado sobre si la medida de Acindar de parar Acería por 10 días puede repercutir en el salario de los trabajadores, Héctor Ibarra respondió que de haber suspensiones “en algún punto nos va a afectar”. Con respecto a posibles medidas de fuerza comentó que “todo se está evaluando, nosotros siempre confiamos en que vamos a llegar a un acuerdo, cada uno pone las cosas sobre la mesa y después se discuten. Creo que si se trata con racionalidad, vamos a llegar a un acuerdo.

 

 

Comentarios:

Lo más leído

1 Violenta agresión en una estación de servicios 2 Heroico rescate de dos mujeres atrapadas en un incendio   3 Adhesión al feriado administrativo del 15 de noviembre 4 Detuvieron a un vendedor de marihuana en barrio Galotto 5 Atropelló a dos motociclistas y huyó pero dejó su patente